Homeopatía, Iridología y Nutrición

Asa foetida

Kent: Ha sido usado por la gente como una medicina contra el desmayo, para la histeria, y para toda clase de síntomas nerviosos y dolores. Ha sido más extensamente usada como una medicina doméstica que en práctica profesional. Aquellos pacientes que entran al consultorio con caras hinchadas, venosas, purpúreas; tienen aspecto de plétora; la faz está hinchada, abotagada e hidrópsica por momentos; caras oscuras; los curaremos algunas veces con Asa foetida. Carbo animalis, Aurum, Carbo vegetabilis y Pulsatilla están también relacionados con esta clase de rostro, pero es una faz muy inquietante, que demuestra más o menos una perturbación cardíaca, y éxtasis venoso. Los pacientes tienen trastornos profundos, sangran, están sujetos a repentinas inflamaciones, y no se reaniman fácilmente. En esta constitución tenemos ulceraciones; un lugar se ulcerará y supurará, y la ulceración hará un pozo; esto es justamente lo que el remedio hace. Otra cosa que producirá esta clase de constitución es establecer una afección inflamatoria del periostio con hinchazón, periostitis de la tibia por ejemplo, donde la circulación no es muy activa; inflamación de los cartílagos con tumefacción (hinchazón que se forma en una parte del cuerpo) y piel púrpura, dolores punzantes e hidropesía, ulceraciones y fístula abierta. Esta medicina es buena para esos estados justamente. “Úlceras con extrema sensibilidad”. Este remedio raramente será pensado para personas delgadas; ellos parecen estar libres de las molestias como las que aparecen en Asa foetida, en personas gordas, flácidas, extremadamente nerviosas, muy sensibles a molestias, llenos de histeria. Perturbaciones vasculares en el cuerpo; periostitis, necrosis, endurecimiento de los ganglios, sífilis nerviosa y cefaleas. Antiguas cicatrices vuelven a supurar, tomando un aspecto venoso, se tornan dolorosas y se oscurecen. Se forman úlceras en el lugar de las antiguas cicatrices en pacientes sifilíticos crónicos y algunas veces en pacientes psóricos. La mayoría de los sufrimientos aparecen durante el descanso y mejoran con el movimiento moderado. Existen muchos dolores en este remedio y ellos son nocturnos semejantes a los de sífilis, en los huesos, y en el periostio. Las úlceras son profundas, con los bordes azulinos. Los dolores óseos que se sienten en la cabeza son a veces muy angustiosos. Antiguos dolores sifilíticos de los huesos en la cabeza, punzantes, penetrantes. Dolores desgarradores bajo la sien izquierda. A veces descritos como si un clavo estuviera metido dentro de la cabeza. El remedio es útil en antiguos sifilíticos, con molestias en los ojos, úlceras sobre la córnea, que se alivian al aire libre. Parecería, además, como si la atmósfera estuviera llena de pequeñas moscas volando. “Moscas voladoras”. Este mismo miasma sifilítico puede atacar los oídos y los huesos de los oídos. Flujo nasal horrible y ofensivo, se producen úlceras en la nariz; caries de los huesos nasales. El entumecimiento (rigidez o falta de flexibilidad o movimiento que se produce en un miembro del cuerpo, especialmente debido al frío o a la falta de actividad, que va acompañada de una desagradable sensación de hormigueo y de torpeza de movimiento en esa parte del cuerpo) es un gran síntoma de este remedio, torpeza del pericráneo, o profundamente en la cabeza; entumecimiento aquí y allá; sentimiento de muerte relacionado con el dolor; entumecimiento después del dolor; a menudo después de dormir. Existen síntomas sifilíticos en la garganta, con el ardor usual, flechazos, punzadas en úlceras; dolor al deglutir; sensación como de una bola elevándose en la garganta tal como ocurre en el bolo histérico; el paciente debe deglutir constantemente. “Sequedad y ardor en el esófago”. El remedio posee muchos trastornos gástricos y abdominales, lleno de cólicos; dolores punzantes. La diarrea es más o menos perturbadora y se produce al menor descuido dietético. Mujeres que no están embarazadas tienen a veces los senos llenos de leche, una cosa maravillosamente anonadante, y pocos remedios pueden curarlas; Asa foetida es uno de los pocos. Cura también deficiencia de leche. “Diez días después del parto la leche disminuye”. Este remedio está lleno de reumatismo y síntomas de gota, en constituciones nerviosas. Cuando finalmente producen formaciones gotosas, la nerviosidad a menudo desaparece porque ha sido aliviada por el depósito en las articulaciones; ha tenido lugar una escena de transformación.

Boericke: La flatulencia y la contracción espasmódica del estómago y esófago con peristalsis inversa, son los síntomas más marcados. En su elección debemos tener en mente su relación con pacientes hipocondríacos (preocupación constante y obsesiva por la propia salud y por una tendencia a exagerar los sufrimientos) e histéricos.

Cabeza (dolor taladrante encima de las cejas), Oídos (dolor con sensación de que algo empujara hacia afuera), Nariz (caries de los huesos de la nariz), Garganta (globo histérico), Estómago (flatulencia y regurgitación o reflujo de líquidos; pulsaciones en la boca del estómago), Recto (diarrea, extremadamente ofensiva, con meteorismo), Modalidades (Peor por la noche, por el tacto, lado izquierdo, durante el reposo, por aplicaciones calientes; Mejor al aire libre, por el movimiento, presión), Dosis (2CH – 3CH).

Nueva Apliación:

SIMILLIMUM-REPERTORY

Repertorio de fácil manejo, intuitivo y dinámico

¡Pruébelo Ahora!
Haga click aquí

Libro:

Las Potencias LM

La técnica más perfecta de administrar los medicamentos homeopáticos.

Libro Las Potencias LM Alquiza Salud

¡Consiga su ejemplar!
Haga click aquí