Homeopatía, Iridología y Nutrición

Causticum

Kent: El Causticum es una medicina muy profunda adecuada para las constituciones viejas, quebrantadas, que sufren enfermedades crónicas; sólo ocasionalmente está indicada para enfermedades agudas. Gradual disminución del poder muscular, parálisis. Parálisis del esófago, de la garganta, como ocurre después de la difteria; parálisis en los párpados superiores; en la vejiga; en los miembros, en los miembros superiores; gran laxitud; relajamiento muscular, indescreptible fatiga y pesadez en el cuerpo. La característica próxima más notable, se encuentra en los tendones, que acortan. Contractura de músculos y tendones. Estrechamente relacionado con esto existe un estado reumático de los tendones y ligamentos alrededor de las articulaciones a veces con hinchazón, pero siempre con dolor y terminando con un encogimiento de la articulación. Gran dureza de las articulaciones, y mientras esto se produce, el paciente se va debilitando, cae en un estado de melancolía, de desesperanza, de ansiedad y temor. Tiene siempre presente en su mente la desesperanza y la sensación de que pende algo sobre él, que va a suceder algo; son características generales de Causticum. Otro tipo de inconveniente progresivo en el Causticum es la histeria. Su sistema nervioso queda sumamente sensible al ruido, a los contactos, a la excitación, o a cualquier cosa poco común. Se sobresalta al menor ruido. El paciente mismo no puede soportar ni el calor ni el frío. Los dos agravan sus dolencias reumáticas, su afección nerviosa y a él mismo, en general. Sus dolores mejoran con el calor, pero se ven agravados en tiempo seco. Gran deformación de las articulaciones; se agrandan, ablandan e infiltran siempre empeorando en tiempo seco; son más los dolores en esas épocas. Reumatismo que afecta tanto a los músculos como a las articulaciones. Este paciente se ve agravado asimismo por su exposición a vientos fríos y secos. Con estos sufrimientos el paciente va debilitándose lentamente pero cada vez más hasta que le resulta imposible caminar, ni sentarse; está tan cansado y débil que debe acostarse. Está cansado de cuerpo y mente. Es la fatiga paralítica. Síntomas convulsivos. Corea hasta por la noche. Epilepsia en personas jóvenes, en la edad de la pubertad, causada por un susto, por haberse enfriado o haber estado expuesta a un gran cambio de tiempo. Epilepsia, corea, parálisis, histeria, empeorando durante los menstruos. Vemos que Causticum es una medicina profunda. Peor al exponerse al viento frío y seco. Tiene también malestares reumáticos agravados en los días calurosos y húmedos, en tiempo húmedo, pero esto no es tan notable. Cualquiera de los malestares que acabo de mencionar puede ser provocado por un baño de agua fría. A cada momento siente temor de que algo vaya a suceder. Miedo a la muerte, miedo de que le ocurra algo a su familia. Previendo siempre algún terrible acontecimiento. Miedosa ansiedad, cargada de terribles fantasías. Esto es una característica llamativa del estado mental Causticum. El paciente Causticum carece de equilibrio. La supresión de las erupciones puede provocar síntomas mentales. Erupciones gruesas, costrosas, que cubren todo el occipucio (parte posterior de la cabeza, la “coronilla”). Cuando, en los niños, se suprimen estas erupciones, puede producirse el mal de San Vito (corea, cambios de conducta; patología neurológica hereditaria). En el adulto habrá debilidad paralítica temblorosa y el estado mental, a veces dolores en los nervios. La supresión de una erupción facial da frecuentemente como resultado una parálisis facial. Por lo general los dolores de cabeza no son descritos; sólo ocasionalmente encontramos una cefalea Causticum que se resiste. Por lo común está relacionada a dolencias reumáticas y gotosas que también afectan al cuero cabelludo. Tortícolis. La cabeza se inclina a veces hacia un lado por el acortamiento de los músculos del cuello. El Causticum es un remedio curativo en este acortamiento de tendones y músculos. El Causticum es rico en síntomas oculares. Muchas veces el paciente dice que siente una pesadez tal en los párpados que difícilmente puede mantenerlos levantados. Esta sensación aumenta gradualmente hasta convertirse en verdadera parálisis. Lagrimeo, lágrimas acres, con ardores. El Causticum cura oftalmia crónica, purulenta, de origen psórico. Otra característica muy firme de esta medicina es su tendencia a producir verrugas; en la cara, en la punta de la nariz, en los extremos de los dedos, en las manos. Es característica natural de este remedio producir secreciones copiosas, espesas, duras, viscosas, desde las mucosas. Hay abundante acumulación de cera en el oído. El catarro nasal es sumamente molesto con acumulación de costras en toda la cavidad nasal; catarro postnasal con ulceraciones, granulaciones y copiosa secreción espesa, amarilla o verde-amarillenta; pérdida de sangre por la nariz. Los dolores de la cara son violentos. Dolores desgarrantes en la cara, puntadas dolorosas, dolores de carácter reumático. Ulceraciones alrededor de la boca y de la nariz. Fisuras alrededor de los labios, las aletas de la nariz y los bordes de los ojos. Parecen formarse fisuras ante la menor provocación. Fisuras del ano, de la piel alrededor de las articulaciones. Cuando la afección paralítica afecta a la lengua aparece el tartamudeo. Torpeza para hablar, al masticar, se muerde la lengua y las mejillas. Sequedad de la boca y la garganta; aspereza de la garganta. La presencia de ronquera demuestra que la dificultad está en la laringe. El paciente Causticum se sienta a la mesa con apetito; pero éste desaparece al ver la comida. Siente sed después de comer; deseo de bebidas frías con aversión al agua; deseo de cerveza, carnes ahumadas, cosas picantes; aversión a las cosas dulces. Muchos síntomas en este remedio mejoran tragando agua fría. La tos violenta, espasmódica, puede ser contenida inmediatamente con un trago de agua fría. El agua fría parece tonificar la dolencia paralítica. Causticum tiene arcadas, náuseas, vómitos, distensión y dolores violentos en el estómago. Cólico opresivo. Debido a la afección paralítica, la deposición abunda en heces duras y pasa con menos esfuerzo cuando el paciente está parado. Fisuras en el ano; comezón y puntadas en el recto, gran comezón día y noche; hemorroides; las fisuras y las hemorroides laten y arden como fuego. Las hemorroides se infiltran y endurecen. Causticum es inconsciente del chorro de orina cuando éste pasa. Es un remedio muy útil en los chicos que mojan la cama. Es especialmente un remedio maravilloso en la mujer. La orina escapa involuntariamente al toser. Retención de la orina en la mujer. Retención después del parto. Parálisis de la vejiga. El paciente Causticum sufre molestias con la voz. La ronquera de Causticum es peor por la mañana. La tos Causticum es dura y atormenta a todo el cuerpo. La tos es hueca, suena como si estuviese tosiendo adentro de un barril. Se ve aliviada con la expectoración siempre que pueda llegar lo bastante profundamente para alcanzar el mucus. Se alivia con un trago de agua fría. Tos convulsa en el estado catarral.

Nash: Gran debilidad y agotamiento, que alcanza su punto culminante en las parálisis locales (órganos de la fonación, lengua, músculos de la deglución, párpados, cara, vejiga y extremidades). Sensación dolorosa de carne viva (en el cuero cabelludo, garganta, laringe y tráquea, pecho, recto, ano, uretra y erupciones acompañadas de sensación de ardor). Artritis deformante. Tos: seca con dolor en la cadera y micción involuntaria; con dolorimiento y sensación de carne viva en las vías aéreas; no puede desprender las mucosidades; empeora durante la espiración y mejora con la ingesta de agua fría. Hemorroides sensibles y en carne viva que agrava durante la marcha. Constipación: deseos frecuentes e ineficaces de deponer; la deposición se realiza mejor estando el paciente de pie. Modalidades: agrava en tiempo seco, durante la marcha; mejora en tiempo húmedo, ingiriendo agua fría (tos). Este es un remedio muy singular que fue experimentado por Hahnemann y clasificado por él entre los antipsóricos. Debilidad como de desfallecimiento o de una pérdida de las fuerzas, con temblor; en esto se parece a Gelsemium. Posee otro síntoma, también ligado a su debilidad general, que igualmente lo asemeja a Gelsemium: la “caída de los párpados”. Sepia, Causticum y Gelsemium forman el trío de medicamentos que tienen este síntoma peculiar en muy alto grado. La parálisis es un hecho común en Causticum y la forma generalizada ataca el lado derecho (Lachesis el izquierdo), aunque también presenta parálisis locales, como por ejemplo: de los órganos vocales, de los músculos de la deglución, de la lengua, de los párpados, de la vejiga y de las extremidades. Por otra parte, tiene todas las variedades de contracciones nerviosas, corea, convulsiones y crisis epilépticas, incluso ataxia (falta o irregularidad de la coordinación) locomotriz progresiva. Estado de ánimo melancólico: tristeza, desesperación; tiende a mirar el lado sombrío de todas las cosas. Este es el estado de ánimo preponderante de Causticum, pero puede alternar con un humor ansioso, irritable o histérico. La visión está también afectada a menudo y se presenta la apariencia de un tul delante de los ojos o la sensación como si tuviera ante ellos una niebla o una nube. En el oído hay sensación de rugidos, tintineos, zumbidos y de toda suerte de ruidos; es uno de nuestros mejores remedios en la sordera acompañada de esos acúfenos. Las orejas están muy rojas y arden. En lo que se refiere a la cara observamos en ella cuatro síntomas peculiares bien salientes: 1º.- Color amarillo del cutis, un amarillo enfermizo (no es ictericia). 2º.- Parálisis de origen reumático o psórico. 3º.- Prosopalgia (neuralgia facial; tic doloroso) de igual origen. 4º.- Rigidez de las mandíbulas; no puede abrir la boca. Con respecto a la lengua tenemos parálisis total o bien parálisis incompleta. La garganta se halla enérgicamente sometida a la influencia de Causticum. Dolor ardiente en la garganta que no está agravada por la deglución. Sensación de carne viva y de cosquilleo en la garganta, con tos seca y ligera expectoración al cabo de un prolongado acceso de tos. Causticum es uno de nuestros mejores remedios en las afecciones anales y presenta síntomas muy particulares; constipación: deseos de deponer frecuentes, pero ineficaces, acompañados de mucho dolor y pujos, con enrojecimiento de la cara. El paciente realiza mejor la deposición estando de pie. Hemorroides tumefactas que impiden la deposición; con prurito; con sensación de carne viva, con sensación pungitiva, agravadas durante la marcha. Todos estos síntomas han sido confirmados una y otra vez. Causticum posee también una acción muy marcada sobre los órganos urinarios, según lo muestran los siguientes síntomas: Prurito en el meato uretral. Deseo constante e ineficaz de orinar, micciones frecuentes de tan solo unas gotas, con espasmos en el recto y constipación; lo que se observa en Nux vomica y en Cantharis. Yo una vez curé una cistitis crónica en una mujer casada; había en este caso otro síntoma prominente, una sensación de llaga o de carne viva; y también retención urinaria, con deseo frecuente e imperioso de orinar, pero sólo con eliminación ocasional de unas pocas gotas. Causticum tiene escape involuntario de orinar al toser, al estornudar y al sonarse la nariz; a la noche durante el sueño, al caminar. El enfermo realiza la micción con tal facilidad que no es consciente de la salida de la orina y en la oscuridad apenas puede creer que está eliminando orina hasta que no se cerciora por el sentido del tacto; no conozco ningún otro remedio en el que sea más prominente esta debilidad del cuello de la vejiga. Causticum también afecta a la orina misma. La orina está cargada de ácido úrico y uratos y aparecen espesos depósitos o sedimentos de diversos colores que van desde los claros hasta los oscuros. Pérdida de la voz; los músculos laríngeos se niegan a funcionar, no puede emitir una palabra en voz alta. Ronquera crónica consecutiva a una laringitis aguda. Todos estos son síntomas bien confirmados y ningún remedio los hace desaparecer con mayor frecuencia que Causticum. Gran sensación de llaga y de irritación de la tráquea y una tos seca y hueca con sensación de llaga o de carne viva. Tos empeorada durante la espiración (Aconitum). Tos mejorada por un sorbo de agua fría. Tos con incapacidad para expectorar y las mucosidades tienen que ser deglutidas. Pero el síntoma más característico entre todas las manifestaciones de la tos y del pecho es la sensación de llaga y de carne viva que las acompaña. En la influenza, o lo que actualmente se llama gripe, le disputa el primer lugar a Eupatorium perfoliatum y a Rhus toxicodendron. Los tres tienen una sensación de cansancio, de dolorimiento y de magulladura en todo el cuerpo, pero si hay emisión involuntaria de orina, el vencedor será Causticum. Rigidez y dolor en todo el cuello, apenas es posible mover la cabeza. Rigidez dolorosa de la región lumbar y sacra, especialmente al levantarse de un asiento. Quiero declarar que si tuviera que elegir tres remedios, con exclusión de todos los demás, para el tratamiento de los reumatismos crónicos y de las parálisis, serían Causticum, Rhus toxicodendron y Sulphur. Sensación de llaga o de carne viva; se la encuentra en el cuero cabelludo, la garganta, la laringe, la tráquea, el pecho, el recto, el ano, la uretra y las erupciones. Observamos que la sensación de llaga en Causticum es una sensibilidad sobre todo, si no exclusivamente, de las superficies mucosas, como si las partes afectadas estuvieran en carne viva. Pero, además, hallamos en Causticum mucho ardor. Estos ardores se encuentran casi en cualquier parte del organismo y en esto vemos nuevamente su semejanza con Sulphur. Ahora debemos recordar que los ardores de Sulphur están asociados con prurito, los de Apis mellifica con una sensación de picaduras y los de Causticum con una sensación de llaga. Causticum está clasificado entre los antipsóricos de Hahnemann y es ciertamente uno de los remedios principales para las afecciones originadas por la supresión de la sarna o de enfermedades crónicas de la piel, como el eczema. Que Causticum pueda ser llamado o no un antisicótico, así como es un antipsórico, no lo sé, pero lo cierto es que se trata de uno de nuestros más eficaces remedios para las verrugas, un grado próximo al de Thuja, si es que no lo iguala. No conozco ningún otro remedio que sea más efectivo y satisfactorio en su acción cuando está bien indicado. Generalmente agrava en tiempo bueno y despejado y mejora en tiempo húmedo y lluvioso.

Boericke: Manifiesta su acción principalmente en reumatismo crónico, afecciones artríticas y paralíticas, indicado por sus dolores tironeantes, desgarrantes en el tejido fibroso y muscular, con deformidades en las articulaciones; pérdida progresiva de la fuerza muscular, contracturas tendinosas. Debilidad que progresa hasta que gradualmente aparece parálisis. Parálisis local: cuerdas vocales, músculos de la deglución, de la lengua, de los párpados, cara, vejiga y extremidades. Son características el ardor, la sensación de desollado y el dolorimiento.

Mente (intensamente compasivo), Ojos (Ptosis), Nariz (coriza, con ronquera; granos y verrugas), Orina (retención), Femenino (la menstruación fluye solamente durante el día), Respiratorio (ronquera; afonía; tos con tórax adolorido, desollado; la expectoración debe tragarla; tos con dolor en la cadera; tos mejor bebiendo agua fría; mucosidad que no puede expulsar), Extremidades (tendones contraídos; reumatismo desgarrante en extremidades; mejor por el calor, especialmente el calor de la cama. Piernas inquietas por la noche), Piel (verrugas), Modalidades (Peor por viento frío, seco, en tiempo bueno, claro, aire frío; por el movimiento del coche. Mejor en tiempo húmedo; caluroso; calor de la cama), Dosis (3CH – 30CH).

Nueva Apliación:

SIMILLIMUM-REPERTORY

Repertorio de fácil manejo, intuitivo y dinámico

¡Pruébelo Ahora!
Haga click aquí

Libro:

Las Potencias LM

La técnica más perfecta de administrar los medicamentos homeopáticos.

Libro Las Potencias LM Alquiza Salud

¡Consiga su ejemplar!
Haga click aquí