Homeopatía, Iridología y Nutrición

Crotalus horridus

Kent: Es verdad que son muy graves las enfermedades que reclaman el uso de substancias tales como Crotalus horridus. Cuando, junto al lecho de un paciente Crotalus horridus tenemos la sensación de que la muerte está muy próxima, es algo terrible de presenciar y la madre, al referirse a su hijo, o al esposo, no tardará en decir: “Doctor, use cualquier cosa para salvarle la vida; recurra a lo necesario para curar a este enfermo”. La periodicidad del veneno de víbora se relaciona con la primavera, con la llegada del tiempo cálido. El veneno del Crotalus horridus, en sus primeras manifestaciones, es como los cambios zimóticos que hallamos en la escarlatina, en la difteria, en la tifoidea y en las formas graves de envenenamiento de la sangre, en esos casos que se producen con gran rapidez, trastorno de la sangre, relajamiento de los vasos sanguíneos, sangrado por todos los orificios del cuerpo, con inconsciencia en rápido aumento como alguien intoxicado y aparentemente entontecido; una postración mental y física de carácter casi paralítico. El cuerpo parece moteado, el azul entremezclado con el amarillo; se produce ictericia con sorprendente rapidez, los ojos se tiñen de amarillo y la piel queda amarilla y moteada; con algunas manchas azules. Hemorragia de los oídos, ojos, nariz, pulmones, de las mucosas de todas partes, de los intestinos, del útero; una constitución hemorrágica. El Crotalus horridus es indicado en enfermedades del tipo más grave, más putrefacto, que aparecen con rapidez poco usual, alcanzando ese estado en un tiempo extraordinariamente breve; quien ha sido envenenado cae rápidamente en este estado entontecido, entumecido, pútrido, semiconsciente; tiene la sensación de que se muere; a medida que la sangre mana, se ennegrece; a veces es fluida. Prevalece un estado horrible de nerviosidad; temblores en las extremidades, debilidad; al sacar la lengua empieza a temblar. Se cansa con el menor esfuerzo; repentina postración de los poderes vitales; prevalece sobre todo una debilidad paralítica. Lachesis y Crotalus horridus tienen locuacidad. Todos los venenos de víbora duermen más o menos con inconvenientes.; el paciente se duerme con dolor de cabeza, y cuanto más duerme, más fuerte es éste. Hemorragia de los ojos. Parálisis de los párpados superiores. Inflamación de la conjuntiva. Secreciones sanguinolentas desde los oídos: fétidas, copiosas, amarillas, ofensivas. La nariz es el órgano que más comúnmente sangra en las enfermedades zimóticas. Inflamación de la glándula parótida (debajo de la oreja y detrás de la mandíbula inferior). Este paciente frecuentemente se despierta por la noche rechinando los dientes. Inflamación de la garganta, sanguinolenta; ardores en la garganta y la boca. Lengua temblorosa e hinchada; le tiembla cuando la saca; también le tiemblan las manos cuando las mueve. Dificultad para tragar. Difteria maligna. Es un remedio maravillosamente bilioso, cefaleas enfermizas, vómitos de bilis en grandes cantidades. Las varias formas graves de enfermedad que piden Crotalus horridus empiezan muchas veces devolviendo grandes cantidades de bilis, ocasionalmente bilis mezclada con sangre. Estómago irritable, incapaz de retener nada, fluye sangre constantemente, Crotalus horridus ha curado ulceraciones del estómago. Hay algunas razones para pensar que Crotalus horridus es más o menos un remedio del corazón, dada la gran debilidad cardíaca que produce; pero los otros medicamentos de serpiente como Naja, Lachesis y Elaps han tenido mayor aplicación clínica. Crotalus horridus es capaz de postrar el corazón y también todo el cuerpo, y sus malestares son más generales. En las enfermedades más crónicas, el paciente manifiesta un estado terrible en cuanto a su sueño; se levanta de dormir asustado, tiene horribles sueños de asesinatos, de muerte, de cadáveres y de gente muerta, de cosas relacionadas con muertos y con cadáveres, de cementerios, hasta sueña con el olor de los cadáveres.

Nash: Veneno de serpiente que a pesar de haber sido experimentado, como Naja, solamente con preparaciones de bajas potencias, tiene un mejor historial clínico, pero con todo, carece de las netas indicaciones de Lachesis. Hasta el momento, parece haber demostrado su mayor utilidad en las enfermedades que determinan una descomposición de la sangre, de un carácter tal que se producen hemorragias por todos los orificios del cuerpo (Aceticum acidum), y hasta el sudor es sanguinolento; esto ocurre en las fiebres asténicas de los climas cálidos, como las fiebres remitentes biliosas, la fiebre tifoidea y ese terrible azote de los países tropicales: la fiebre amarilla. Es asimismo, el principal remedio para la difteria, cuando se presentan las profusas epistaxis que caracterizan a muchos casos de tipo maligno; en las hemorragias nasales de un hombre de edad y con un organismo debilitado, para las que ninguno de los remedios que habitualmente se aplican tuvo el menor éxito, Crotalus horridus actuó rápidamente y, sin duda, salvó la vida a este enfermo. Existe una gran postración después de las hemorragias. Crotalus horridus es un medicamento del lado derecho. La ictericia maligna ha sido señalada como una indicación para el empleo de Crotalus horridus.

Boericke: Estados sépticos graves. Desorganización general de la sangre, hemorragias e ictericia. Hemorragias (líquido oscuro que no forma coágulos), escarlatina maligna; fiebre amarilla, cólera, dan la oportunidad de usar este remedio. Diátesis hemorrágica. Lateralidad más bien derecha en su acción.

Nariz (epistaxis, sangre negra y filamentosa), Extremidades (parálisis del lado derecho), Fiebre (fiebres malignas de un carácter hemorrágico o pútrido), Piel (cetrina (color amarillo-verdoso); gran sensibilidad de la piel de la mitad derecha del cuerpo; púrpura hemorrágica), Modalidades (Peor en el lado derecho, al aire libre, al anochecer y por la mañana, en primavera (al comienzo del tiempo caluroso), anualmente, al despertar, tiempo húmedo y humedad, sacudidas), Dosis (3CH – 6CH).

Nueva Apliación:

SIMILLIMUM-REPERTORY

Repertorio de fácil manejo, intuitivo y dinámico

¡Pruébelo Ahora!
Haga click aquí

Libro:

Las Potencias LM

La técnica más perfecta de administrar los medicamentos homeopáticos.

Libro Las Potencias LM Alquiza Salud

¡Consiga su ejemplar!
Haga click aquí