Homeopatía, Iridología y Nutrición

Glonoinum

Kent: La característica más común en Glonoinum es la ola de sangre hacia la cabeza y el corazón. Sensación de oleadas y de ardor en la cabeza, que sube desde el estómago o desde el pecho, a veces tan intenso que produce pérdida de la conciencia. Estas oleadas cefálicas producen la sensación como si el cráneo se levantara y se bajara o como si se expandiera o contrajera; al mismo tiempo hay un dolor intensísimo, como si la cabeza fuera a estallar o una sensación de malestar en el cráneo. Las pulsaciones son tremendas y cuando son mayores en la cabeza se sienten también en las extremidades; se sienten pulsar los dedos de manos y pies, hay pulsación en toda la espalda y parece latir todo el cuerpo. Las pulsaciones parecen más dolorosas con los movimientos. La cabeza se alivia al aire libre, empeora con el calor, y frecuentemente se alivia con la aplicación de frío. Se siente peor al acostarse, o al acostarse con la cabeza baja. Tenemos mucho frío en las extremidades; éstas están frías, pálidas y transpiradas, la cabeza caliente y la cara enrojecida y de color púrpura o rojo brillante. Las pupilas están dilatadas y los ojos enrojecidos. Los síntomas de Glonoinum son peores con el calor estival y mejoran en invierno. Los dolores de cabeza sordos y los continuados se ven agravados por el tiempo caluroso y mejoran con el frío. Se sienten peor al sol y mejor a la sombra. Los pacientes Glonoinum recurren a toda suerte de artificios para que el sol no les dé en la cabeza. La cabeza empeora sacudiéndola o con trepidaciones, al ponerse de pie, al inclinar la cabeza hacia atrás, después de acostarse, al subir escaleras. Se agrava en tiempo húmedo y al sol. Cuando lo ataca el dolor de cabeza no puede pensar ni escribir. Otra dificultad para escribir es que tiembla en tal forma que no puede hacerlo; temblores y latidos en los dedos, al extremo de que no puede realizar su trabajo. El flujo de sangre al cerebro va acompañado de vértigo; se da vueltas y se tambalea, debe asir alguna cosa; sufre especialmente en esta forma en un día caluroso, o por el calor y la luz del sol. El coágulo quizá no se halle al principio en un lugar para quitar la vida; puede estar fuera de peligro de vida, pero si la congestión continúa ese coágulo de sangre aumentará; medicinas tales como Opium y Glonoinum alivian la presión sanguínea cuando los síntomas concuerdan. Equilibran la circulación y es posible que el paciente no muera. Las características para guiarse son el calor intenso que se produce en muchos casos de apoplejía, juntamente con la piel brillante y el frío en las extremidades. El Opium es el remedio indicado más frecuentemente, pero no se lo debe administrar en grandes dosis; las potencias más altas son lo mejor y una única dosis es suficiente. En un caso conocido, el dolor de cabeza era tan intenso que el paciente se puso violento y trató de saltar desde la ventana. No puede acostarse ni puede caminar, porque cada paso aumenta la trepidación. Si el paciente está sentado en la cama, verán frecuentemente al paciente Glonoinum apretándose la cabeza con las dos manos con todas sus fuerzas hasta que los brazos se le cansan. Es muy común que el dolor empiece en el occipucio y pase a la frente, pero toda la cabeza sufre latidos. Les sorprenderá saber cuánto tiempo puede estar sentado un paciente Glonoinum sin mover un músculo, debido a lo doloroso que le resulta todo movimiento. Con esta congestión de la cabeza suele haber vómitos, palpitaciones del corazón, dolor de estómago, gran dificultad para respirar y finalmente pérdida de la conciencia; en otro caso clínico informado, leemos: “Cada pulsación se siente como si la cabeza fuese a estallar”. Ojos hundidos, palidez azulada debajo de los ojos; ojos enrojecidos, con fotofobia; ilusiones ópticas; puntos negros delante de los ojos; ceguera; cara pálida a pesar de la fiebre elevada. Hay en la vida muchas afecciones y malestares en los que tenemos afluencia de sangre hacia la cabeza, y en los que éste será el remedio necesario. Personas sujetas a palpitaciones con disnea ante cualquier esfuerzo. Los niños se enferman por la noche después de haber estado sentados ante un fuego abierto o haberse quedado dormidos allí. Mal efecto de haberse cortado el cabello; generalmente se piensa en Belladonna por haber tomado frío en la cabeza después de cortarse el cabello. Mal efecto de haber estado expuesto a los rayos del sol. Mal efecto de una insolación.

Nash: Congestiones locales bruscas, especialmente en la cabeza  y en el pecho; cefalea con dolor como si la cabeza fuera a estallar, que asciende desde el cuello, acompañada de fuertes latidos y de una sensación de expansión como si fuera a explotar; no puede soportar la menor trepidación. Golpe de calor por exposición al sol o insolación. Este medicamento es, en primer lugar, uno de nuestros grandes remedios cefálicos. Tiene un intenso dolor en la cabeza con fuertes latidos y sensación de plenitud y de constricción de los vasos del cuello. Este dolor de cabeza pulsátil, que parece ascender desde el cuello, es muy característico y los latidos no se reducen a una mera sensación, sino que son visibles en las carótidas. Los vasos están pletóricos, como a punto de estallar, y si sus paredes no son sanas hay riesgo de apoplejía (síndrome neurológico de aparición brusca que comporta la suspensión de la actividad cerebral y un cierto grado de parálisis muscular; es debido a un trastorno vascular del cerebro, como una embolia, una hemorragia o una trombosis). Los remedios que más se aproximan a Glonoinum en sus efectos sobre la cabeza, considero que son Belladonna y Melilotus. Belladonna se alivia inclinando la cabeza hacia atrás; Glonoinum se agrava. Belladonna empeora por tener la cabeza descubierta y sufre trastornos después de hacerse cortar los cabellos; Glonoinum necesita tener la cabeza descubierta, no puede soportar el sombrero puesto o desea cortarse el cabello. Hay mayor perturbación de la actividad cardíaca en Glonoinum que en Belladonna. En Melilotus los trastornos cefálicos son con frecuencia aliviados por una epistaxis copiosa.

Boericke: Gran lasitud (estado de desfallecimiento o falta de fuerzas), sin inclinación al trabajo; extrema irritabilidad, fácilmente se excita por la menor oposición, termina en síntomas congestivos de la cabeza. Oleadas de calor a la cabeza y al corazón. Sensación de pulsaciones a través del cuerpo.

Cabeza (confusión; cabeza pesada, pero no puede recostarla en la almohada; no tolera nada de calor en la cabeza; cefalea pulsátil), Modalidades (Mejor por brandy; Peor al sol; exposición a los rayos solares, al gas, al fuego; por sacudidas, inclinarse, cortarse el pelo; melocotones, estimulantes; acostado; desde las 6 a.m. hasta mediodía; lado izquierdo), Dosis (6CH – 30CH. La sexta potencia sola produjo prurito en todo el cuerpo, con formación de acné y forúnculos más tarde, también bulimia).

Nueva Apliación:

SIMILLIMUM-REPERTORY

Repertorio de fácil manejo, intuitivo y dinámico

¡Pruébelo Ahora!
Haga click aquí

Libro:

Las Potencias LM

La técnica más perfecta de administrar los medicamentos homeopáticos.

Libro Las Potencias LM Alquiza Salud

¡Consiga su ejemplar!
Haga click aquí