Homeopatía, Iridología y Nutrición

Muriaticum acidum

Kent: Cuando tratamos una forma grave de fiebre continuada con extrema postración, Arsenicum album, Muriaticum acidum y Phosphoricum acidum se abren camino en nuestra mente. Con Muriaticum acidum la debilidad muscular llega primero; con este agotamiento muscular, con la mandíbula colgante, deslizándose el paciente desde la cama, y pronto la deposición y la orina involuntarias, este remedio surge a nuestra mente; debilidad paralítica es el nombre que debe dársele. Pronto queda paralizada la lengua, así como los esfínteres de la vejiga y el recto. Parece adaptarse perfectamente a las formas más graves de fiebre zimótica cuando se hallan presentes los síntomas ya citados. Se niega a hablar porque le irrita hacerlo. Sufre vértigo por mover los ojos y al acostarse sobre el lado derecho; este vértigo se relaciona a veces con malestar hepático. Dolor de cabeza occipital; dolor en el occipucio. Sensación como si el cabello se erizase. Calor en el extremo de la cabeza. Picazón en los ojos. Dureza de oído; fuertes ruidos estallantes durante la noche; el ruido de voces es insoportable; zumbidos en los oídos. Nariz tapada. Hemorragia nasal en la tos convulsa, en las fiebres zimóticas, en la difteria y la escarlatina. De la nariz sale una sangre oscura y pútrida. La mandíbula inferior cuelga en la fiebre tifoidea. Borde de los labios seco, áspero y resquebrajado. Labios ardientes. Boca y lengua con una capa blanca. Sarro en los dientes. Encías hinchadas y sangrantes. Los dientes se aflojan. Lengua seca, pesada, endurecida y paralizada. Boca seca. Ulceración de la boca y la lengua. Violenta inflamación de la garganta. Sequedad de la garganta; ésta ostenta un color rojo oscuro, con úlceras; exudaciones blanco-grisáceas; exudaciones blancas con parecido a las de difteria. Carraspea un mucus fétido. Difteria con postración extrema. Mucha sed; sediento durante el enfriamiento y sin sed durante la fiebre. Aversión a la carne. Eructos amargos y putrefactos. Presión sobre el hígado; dolor e hígado hipertrofiado. Plenitud y ruidos en el abdomen. Deposiciones acuosas, involuntarias durante la micción. Mucho flato con las deposiciones. Disentería, sangre putrefacta y viscosa. Prolapso del ano al orinar. Picazón en el ano. Grandes hemorroides oscuras, color púrpura, sumamente sensibles al tocarlas. Ardores y dolores cortantes durante la deposición; ardor después de ella, el que mejora con aplicaciones calientes, y se agrava bañándose con agua fresca. Excoriación del ano. Fisuras. La orina sale con un chorro débil. Debe esperar mucho para que empiece a salir; debe hacer presión, por lo que el ano sobresale; esto está acorde con la general debilidad muscular paralítica del cuerpo; flujo involuntario de orina y deposición en las fiebres graves. Ardor y dolor cortante en la uretra al orinar; sigue el tenesmo. Impotencia. Picazón del escroto, la que mejora rascándose. Menstruos prematuros muy abundantes. Leucorrea con dolor de espalda. Pulso lento y débil, interrumpido en cada tercer latido. Presión, tirones, cansancio en la parte estrecha de la espalda. Ardor en la columna vertebral. Entumecimiento y frío en los dedos de las manos por la noche. Pies fríos y azules. Ardor en las palmas de las manos y en las plantas de los pies. La imagen de este remedio se halla en la tifoidea y en la fiebre amarilla. Los síntomas son peores cuando hay transpiración.

Nash: Hemorroides: tumefactas, azuladas y tan sensibles al roce que el paciente no puede soportar que tomen contacto con la sábana. Gran debilidad: sus ojos se cierran en cuanto se sienta; maxilar inferior pendiente; se desliza hacia los pies de la cama. Afecciones malignas de la boca: úlceras profundas, con base oscura o azulada; aliento fétido, nauseabundo. Diarrea: deposición involuntaria durante la micción; no puede orinar sin que al mismo tiempo deba mover el intestino. Este medicamento, uno de nuestros mejores remedios contra la fiebre tifoidea, es de utilidad en casos más graves que los de Phosphoricum acidum. Se aproxima más a Carbo vegetabilis que ningún otro remedio. Las heces son oscuras y de escaso calibre o bien hay hemorragia de sangre líquida y oscura. Lengua seca. Pulso débil e intermitente. El recto se prolapsa fácilmente (Ignatia, Ruta) y el enfermo no puede efectuar la micción sin que descienda; lo mismo ocurre al despedir gases o al mover el intestino. Debilidad de la vejiga: la orina es emitida lentamente o debe realizar esfuerzos, hasta que se produce la protrusión del recto. No puede soportar el más mínimo contacto, ni siquiera el de las sábanas, sobre los órganos genitales (Murex).

Boericke: Este ácido tiene una afinidad electiva (que se hace o se elige) para la sangre, produciendo un estado séptico semejante al que se encuentra en fiebres agotantes con altas temperaturas y gran postración. El paciente está tan débil que se desliza a los pies de la cama. Descomposición de líquidos. Heces involuntarias cuando orina. Hemorragias. Boca y ano afectados principalmente.

Mente (fuertes quejidos; sufre en silencio), Cabeza (vértigo; peor acostado sobre el lado derecho), Nariz (hemorragia), Recto (hemorroides muy sensibles al tacto; hemorroides durante el embarazo; azuladas, calientes, con pinchazos violentos), Corazón (débil y pequeño; intermitente a cada tercer latido), Modalidades (Peor en tiempo húmedo, antes de medianoche. Mejor acostado sobre el lado izquierdo), Dosis (1CH – 3CH).

Nueva Apliación:

SIMILLIMUM-REPERTORY

Repertorio de fácil manejo, intuitivo y dinámico

¡Pruébelo Ahora!
Haga click aquí

Libro:

Las Potencias LM

La técnica más perfecta de administrar los medicamentos homeopáticos.

Libro Las Potencias LM Alquiza Salud

¡Consiga su ejemplar!
Haga click aquí