Homeopatía, Iridología y Nutrición

Sepia officinalis

Kent: Sepia officinalis es adecuada para las mujeres altas y delgadas, con pelvis estrecha y con fibras y músculos fláccidos; no están bien conformadas como mujeres; la que tiene las caderas de un hombre bien constituido no está hecha para criar hijos, no puede realizar las funciones de mujer sin que se le relajen los órganos y tejidos pélvicos. Esa constitución es Sepia: muy alta, delgada, estrecha, recta desde los hombros para abajo. Una de las características más firme de la paciente Sepia está en la mente; el amor no se manifiesta: “Sé que yo tendría que querer a mis hijos y a mi marido, y los quise. Pero ahora no tengo sentimiento alguno en tal sentido”. Es característica saliente de este remedio el hecho de que los afectos están apaciguados, todo parece extraño, hay cosas que ella no comprende, hasta puede alejarse y aislarse de aquéllos a quienes ama. Debilitamiento del cuerpo y mente; suele hacerse presente cuando amamanta a un hijo robusto o a mellizos, que requieren mucha leche y la consumen a la madre; puede afectar también a una mujer cuyo esposo es sumamente vigoroso, donde la excesiva excitación sexual y su demasiada condescendencia terminan por provocar frialdad y la convierte en una mujer frígida. Ella, que ha sido excitable, nerviosa, inquieta, pasa a ser todo lo contrario; con todo, Sepia tiene toda la excitabilidad de cualquier medicina, agravada por los ruidos, por la excitación, la compañía, extrema irritabilidad de los tejidos y la mente, un paciente excitable -suicida, melancolía –se sienta silenciosa, taciturna, contesta a las preguntas con monosílabos cuando se la apremia para que responda, no siente alegría, imposibilitada de comprender que las cosas son reales, todo le parece extraño, o siente amor por la cosas deliciosas de la vida, sin alegrías, la vida no le depara nada. Se siente peor cuando está acompañada y sin embargo odia estar sola, y cuando se halla en compañía desconfía de ésta, en su somnolencia mental es desconfiada; vuelca su desconfianza en aquéllos que más quiere. La mujer Sepia no permite oposición a sus opiniones; la mejor impresión sobre ella se pierde si surge la controversia. El estado general que le sigue es una palidez peculiar que ustedes tendrían que ver para fijarla en vuestra mente. Sepia tiene ictericia, pero su palidez peculiar es de aspecto ceroso, anémico, moteado de amarillo, pálido, a través de la nariz y las mejillas, lo que describe como una “montura” amarilla que atraviesa la nariz y baja por los costados de la cara; es también común que toda la cara esté cubierta de enormes pecas. La persona Sepia es más bien tonta y obtusa, piensa lentamente y es olvidadiza; la mente no es nada activa y eso se nota en la cara; sin embargo, en muchos casos, el paciente Sepia es vivo, pero lo obtuso de su intelecto es la característica más saliente y eso también se refleja en la cara. Sepia establece un enflaquecimiento progresivo en el cuerpo y la piel se arruga; esa persona parece envejecida prematuramente. Con todos los malestares existe la constipación; los intestinos pierden su aptitud para expulsar su contenido y el paciente está siempre constipado; tiene siempre la sensación de que existe un bulto en el recto, le resulta imposible vaciar los intestinos; cuando la deposición pasa al intestino inferior, no es expulsada hasta que se produce una acumulación. Otra característica presente en la mayoría de los pacientes Sepia es un hambre canina, rara vez satisfecha, aunque come abundantemente siente un vacío, un hambre canina, que no se alivia con la comida, o se alivia sólo momentáneamente; esto resulta llamativo, especialmente si se lo relaciona con constipación y con el estado peculiar de los afectos. Cuando estos síntomas están relacionados con prolapso Sepia cura indudablemente, por malo que haya sido ese prolapso ni qué clase de desplazamiento provoca. Cuando estos síntomas se agrupan, el hambre canica, la constipación, el tirón hacia abajo y el estado mental, eso es Sepia y solamente Sepia; uno no basta, es la combinación. Sepia tiene una marcada tendencia catarral, tendencia a secreciones lechosas de las mucosas. Vomita comida y, después de haber vaciado el estómago de su contenido, eructa o vomita un líquido lechoso, primero con comida, después con una substancia lechosa; no debe confundirse esto con vómitos de leche; algunas medicinas vomitan leche sola, y Sepia tiene también esta condición. Secreciones blancuzcas, lechosas, desde las ventanas posteriores de la nariz, desde la vagina, una leucorrea lechosa, excoriante y horriblemente maloliente; tiene también espesas secreciones, verdes y amarillas. Catarro de pecho con expectoración espesa, pegajosa, amarilla, acompañada de una tos violenta, arcadas, carraspeo. Tos convulsa, tos asmática con arcadas y pérdida de la orina; la tos es violenta. Tuberculosis. Erupciones en la piel; tendencia a producir erupciones herpéticas alrededor de los genitales, los labios y la boca; culebrilla sobre la cara y el cuerpo. Ha curado zona y erupciones herpéticas en los labios y en la frente. La erupción escamosa que parece epitelioma (cáncer de piel) es especialmente Sepia. Sepia ha curado epitelioma de los labios, en las aletas de la nariz y en los párpados. La dureza y el color púrpura son peculiarmente Sepia; ésta está a la altura de Lachesis por este aspecto púrpura. Sepia tiene diátesis histérica; cae en accesos de llanto, por momentos está triste, gentil, pero en otros momentos permanece desagradable, excitable, obstinada, dice y realiza cosas extrañas, ningún afecto por su familia, toda la mente débil y desordenada, miedo a los fantasmas, nunca está contenta hasta que fastidia a alguien, es sarcástica, insulta, miedo a la insanía, a la pobreza. “Apasionada, irritable; la mayor irritabilidad provocada por la más leve causa, se ofende fácilmente. Vejada y dispuesta a gritar”. Las cefaleas son nerviosas, biliosas, periódicas, violentas, congestivas; generalmente mejoran al recostarse, manteniéndose perfectamente quietas; empeoran cuando se mueven, pero se alivian cuando realizan movimientos violentos, semejante a los síntomas de Sepia en general. La cefalea se agrava con el trabajo mental; un buen sueño la alivia, pero si permanece despierta un corto tiempo después de despertarse, la cefalea se agrava. Lo mismo ocurre con el movimiento, mueve los ojos, cabeza o cuerpo, pero este movimiento alrededor de la habitación agrava el dolor, pero una buena y prolongada caminata al aire libre antes de tener calor lo alivian. El estado del cuerpo es perezoso y requiere ejercicio, ejercicios violentos lo mantienen en un estado de confort. Los síntomas de Sepia empeoran al aire libre a menos que se combinen con movimiento continuo, mejoran con ejercicios al aire libre y empeoran en casa. Hay cefaleas provocadas por Sepia que afectan particularmente al occipucio, empeorando durante la mañana; grandes dolores a través de los ojos y las sienes, aliviados por transpiración. Neuralgia, cefaleas periódicas en personas con gota; a menudo aparece ictericia con las cefaleas. Esclerótica amarilla e ictericia. Ruega por especias, picantes, sustancias amargas como cerveza en antiguos bebedores con cefalea. “Apoplejía (síndrome neurológico de aparición brusca que comporta la suspensión de la actividad cerebral y un cierto grado de parálisis muscular; es debido a un trastorno vascular del cerebro, como una embolia, una hemorragia o una trombosis) en hombres adictos a la bebida y excesos sexuales, con una disposición a gota, hemorroides, artritis, etc.”. En el exterior de la cabeza observamos erupciones y caída del cabello, costras amarillas, flujo de pus y otros fluidos, ampollas, eczemas de infantes. Pústulas en los bordes de los párpados, orzuelos. De los oídos sale una secreción espesa, pus amarillo; ofensivo. La nariz es una zona favorita: pérdida del olfato, costras amarillas o verdes llenan la nariz y no pueden ser sacadas, coriza seca, especialmente de la ventana izquierda de la nariz. Dolor de muelas y dientes, neuralgia al ingerir cosas frías. Aversión por la comida, al olor mientras la están cocinando, semejante a Colchicum y Arsenicum. “Dolor de estómago después de ingerir la comida más simple. Punzadas y ardor en el estómago. Dolor en el estómago que empeora al vomitar”; esto es algo peculiar, debido a que los vómitos alivian el dolor. Abdomen distendido con flato y con ruidos; estas perturbaciones son a menudo crónicas tal como ocurre en madres panzonas, el abdomen está cubierto con manchas marrones. Sepia ha expulsado la lombriz solitaria. Diarrea crónica, materia fecal semejante a una gelatina, como una masa; alternándose diarrea y constipación; una gran cantidad de mucosidad con la materia fecal, tanto cuando está constipado como con diarrea; materia fecal dura, cubierta con gran cantidad de mucosidad semejante a la gelatina. Las diarreas agudas y la disentería con defecación gelatinosa se mantienen más con Kali bichromicum y Colchicum; en diarreas crónicas o en constipación con materia fecal cubierta o seguida de mucosidad gelatinosa, se debe a Sepia. En Sepia existe mucha ofensividad; el olor de la materia fecal es horriblemente ofensiva, fétida; la transpiración es fétida, la orina también. Sepia es suministrado en forma rutinaria para constipación, cuando existen pocos síntomas. Sepia posee la urgencia sin efecto de Nux vomica. Prolapso en el recto. Dolor en el ano. Expulsión de ascáridos. Se forman hemorroides cuando el recto está muy lleno de heces, y ellas traen nuevos trastornos. Existen muchos problemas urinarios; orina involuntariamente tan pronto como el niño va a dormir por la noche; se pierde orina al toser, al estornudar, al reírse, al cerrar una puerta, por un shock, o cuando la mente está distraída; urgencia constante y frecuente para orinar con orina lechosa que arde como fuego; orina con sangre, escasa y suprimida, gran dolor en los riñones y en la vejiga; repentino deseo de orinar con punzadas como cuchillos y frío en todo el cuerpo. Tanto el hombre como la mujer poseen aversión por el sexo opuesto. Los síntomas menstruales son de todas clases, ningún desarreglo particular caracteriza a Sepia. Dismenorreas muy violentas en niñas delicadas, niñas pálidas. En el hombre orina cargada con uratos, mancha todo con rojo y a menudo excoriadora muy fétida, relacionada con prostatitis. Verrugas sobre los genitales; Sepia es un remedio útil cuando estos órganos han sido muy usados y toman tal apariencia. Impotencia en el hombre, pérdida del deseo sexual en la mujer. Una de las características más generales de Sepia es el alivio causado por violentos ejercicios, empeorando al comenzar a moverse pero mejorando al ir calentándose; este estado está muy relacionado con los síntomas de la espalda; existe un aumento de dolor en la espalda, el espinazo duele a todo lo largo. “Frío en las piernas y pies especialmente por la noche en cama; cuando los pies se calientan las manos se ponen frías; los pies se ponen fríos como el hielo; transpiración abundante de los pies o transpiración de olor insoportable provocando dolor entre los dedos de los pies. Hinchazón de los miembros que mejora al caminar”. El sueño posee pesadillas y angustia; no puede dormir sobre el lado izquierdo debido a las palpitaciones del corazón. Palpitaciones durante el sueño, con pulsaciones y temblor en todo el cuerpo, pulsaciones en las yemas de los dedos de las manos. Sepia es complementario de Natrum muriaticum. Empeora antes y durante las menstruaciones, durante el embarazo, después de comer, durante el primer sueño, cambios de clima, durante una tormenta, mucho miedo.

Nash: Dolores gravitativos en la pelvis; debe sentarse con las piernas juntas y cruzadas para impedir que algo descienda y salga por la vagina. Tufaradas de calor y transpiración durante el climaterio. Relajación general; débil, se desvanece mientras está arrodillada en la iglesia; ptosis del útero y de los órganos pelvianos; caída de los párpados; espalda débil que agrava al caminar. Cara caquéctica, amarilla, con una mancha amarilla en forma de silla de montar a través de las mejillas y la nariz. Modalidades: Peor estando de pie, por el trabajo mental, por los excesos sexuales, por sacudimientos, después de dormir, por el lavado de ropa, por la leche (diarrea), durante el climaterio, estando arrodillada en la iglesia; Mejor estando sentada con las piernas cruzadas, aflojándose la ropa, al aire libre. Honda tristeza y llantos. Miedo de estar sola. Indiferente: hasta hacia su propia familia, hacia sus ocupaciones, hacia aquellos a quienes más ama. Cefalea: con percusiones terribles; gravativa, como si la cabeza fuera a estallar; cefalea peor por el movimiento, al agacharse, por el trabajo mental y mejora por la presión, por el movimiento rápido y continuado. Enuresis: apenas el niño se duerme, moja la cama; durante el primer sueño. Violentas punzadas hacia arriba en la vagina. Disnea: Peor estando sentada, después de dormir y dentro de una habitación; Mejor al bailar o al caminar rápidamente. “Dolor en el útero, presión hacia abajo que viene desde la espalda hacia el abdomen y causa opresión respiratoria; cruza las piernas para impedir la protrusión de los órganos” (Hering). “Prolapso del útero y de la vagina, con presión como si todos los órganos quisieran salir” (Lippe). Sepia, al igual que Sulphur, afecta la circulación general de una manera muy mareada; las tufaradas de calor con transpiración y desfallecimiento son casi tan características de este remedio como lo son de Sulphur, pero en el caso de Sepia, es más probable que estén asociadas con ellas los síntomas pelvianos ya descritos y es también más probable que se presenten en conexión con el climaterio. Esta irregularidad circulatoria tiene una extensión tan grande como la de Sulphur; las manos y los pies están calientes alternativamente, es decir que si los pies están calientes, las manos están frías y viceversa. “Presión sobre la vejiga y micciones frecuentes con tensión en la parte inferior del abdomen”. “Sedimento urinario parecido a la arcilla; como si se hubiera calcinado arcilla en el fondo del orinal; orina muy fétida, no puede soportar guardarla en la habitación; es rojiza o puede ser sanguinolenta”; esto se encuentra principalmente en la mujeres; en los niños hay un síntoma peculiar que ha sido verificado con frecuencia: “El niño moja la cama siempre durante el primer sueño”. En lo referente a los órganos genitales masculinos he hallado a Sepia particularmente útil en la uretritis blenorrágica crónica; no hay mucho flujo, quizá sólo unas pocas gotas que aglutinan el meato uretral a la mañana, pero es muy persistente y los remedios habituales no consiguen “secarlo”. Como regla general, este flujo blenorrágico pasivo, escaso e inveterado, es un resultado de la debilidad de los genitales masculinos, como lo testifican la flaccidez de los órganos y las frecuentes pérdidas seminales; el semen es fluido y acuoso, y Sepia cubre estos casos y a menudo pone todo en orden, en un corto tiempo. Los síntomas mentales de Sepia se asemejan a los de Pulsatilla en cuanto a que está triste y llora con frecuencia sin saber la causa; por eso, si en una paciente propensa a llorar y que sufre de trastornos uterinos, Pulsatilla fracasa, el próximo remedio que se ha de estudiar es Sepia. La paciente se vuelve indiferente a sus ocupaciones, a sus tareas domésticas, a su familia o al bienestar de los suyos, indiferente aun hacia aquellos a quienes más ama; es éste un síntoma muy peculiar y un auténtico “característico” para la indicación de Sepia. En lo que se refiere a la cabeza, Sepia es uno de nuestros mejores remedios para la hemicránea (dolor en un lado de la cabeza) de las mujeres del temperamento de Sepia que padecen de los desórdenes uterinos que ya hemos descrito. Hay tres remedios que tienen caída de los párpados (ptosis parpebral) en forma prominente: Causticum, Gelsemium y Sepia. En lo que concierne a la nariz, Sepia es a menudo de utilidad en las rinitis crónicas. “Mancha amarilla en forma de silla de montar a través de la parte superior de las mejillas y de la nariz, y también manchas amarillas en la cara”, es una característica de gran valor, pero el tinte amarillo y las manchas amarillas no siempre se limitan a esta localización; las últimas pueden hallarse en abundancia en el abdomen; la superficie entera del cuerpo puede estar amarilla como en la ictericia. Los vómitos del embarazo acompañados de esa sensación de “languidez” (decaimiento, astenia) son curados a menudo por Sepia, lo mismo que las náuseas provocadas por el recuerdo o el olor (Colchicum) de la comida. Sepia es un remedio para formas de constipación de un carácter muy rebelde; como Selenium, efectúa grandes esfuerzos, pero es necesaria la ayuda manual para obtener la deposición; esto ocurre principalmente en los niños. Una vez curé con Sepia un caso muy pertinaz de enterocolitis (lo que se da en llamar cólera infantil), después del completo fracaso de dos eminentes alópatas, donde me sirvió de guía el síntoma: “siempre empeora después de haber tomado leche”. La paciente de Sepia es muy débil, “Una breve marcha la fatiga muchísimo”; se desvanece fácilmente por el frío o el calor extremos, después de haberse mojado, por viajar en un coche, mientras está de rodillas en la iglesia… “Grandes pústulas supurantes que se renuevan constantemente”. “Sarna, prurito; erupciones herpéticas, etc.”. Sepia, al igual que Sulphur, tiene muchas clases de erupciones cutáneas y en verdad existe una gran similitud general entre estos dos antipsóricos; los dos se siguen bien uno al otro. No creo, como lo hacen algunos, en los llamados remedios incompatibles, y por esa razón daré Causticum después de Phosphorus, Silicia después de Mercurius, o Rhus toxicodendron después de Apis mellifica, si los encuentro indicados.

Boericke: Estasis (estancamiento de la sangre u otro líquido en una parte del cuerpo) y por lo tanto ptosis de las vísceras, debilidad y sufrimiento. Debilidad, tez amarilla, sensación de prolapso, especialmente en las mujeres, en cuyo organismo es más pronunciado su efecto. Tendencia al aborto. Bochornos calientes en la menopausia con debilidad y sudoración. Desmayo fácil. Sepia actúa mejor en morenas. Uno de los más importantes medicamentos uterinos. Sensación de frío aún en una habitación caliente.

Mente (indiferente a los que más quiere; aversión a la familia; muy triste), Cabeza (cefalea cuando va a comenzar la regla, con escaso flujo), Nariz (secreción verdosa, espesa; mancha amarillenta en silla de montar en la nariz), Oídos (herpes detrás de los oídos y de la nuca), Estómago (sensación de vacío, que no mejora comiendo (Carbo animalis); dispepsia por el tabaco; náusea por la mañana antes de comer; deseo de vinagre), Abdomen (flatulento; hígado dolorido y doloroso, mejorado por acostarse sobre el lado derecho), Recto (sensación de bola en el recto; rezumar del ano casi constante; diarrea infantil, peor por leche hervida; dolores que suben del recto y a la vagina), Órganos urinarios (roja, adhesiva, arena en la orina; micción involuntaria, durante el primer sueño), Femenino (sensación de prolapso como si todo saliera por la vulva; menstruación demasiado tardía y escasa; menstruación temprana y profusa; prolapso del útero y vagina), Espalda (debilidad lumbar; dolor que se extiende a la espalda), Extremidades (inquietud en todas las extremidades, contracciones y sacudidas día y noche), Modalidades (Peor por las mañanas y al anochecer, por lavar la ropa, humedad, lado izquierdo, después de sudar, aire frío, antes de tormentas. Mejor por el ejercicio, la presión, el calor de la cama, aplicaciones calientes, levantar las extremidades, baño frío, después de dormir), Dosis (12CH – 200CH; no debe usarse demasiado baja o repetirse demasiado frecuentemente).

Nueva Apliación:

SIMILLIMUM-REPERTORY

Repertorio de fácil manejo, intuitivo y dinámico

¡Pruébelo Ahora!
Haga click aquí

Ayúdanos a mantener alquizasalud.com





Libro:

Las Potencias LM

La técnica más perfecta de administrar los medicamentos homeopáticos.

Libro Las Potencias LM Alquiza Salud

¡Consiga su ejemplar!
Haga click aquí