Homeopatía, Iridología y Nutrición

Phosphorus

Kent: Las molestias de Phosphorus aparecen mayormente en constituciones débiles; tales como los que han nacido enfermos, crecen flacos y demasiado rápido; sus molestias se encuentran en aquéllos emaciados; y en los que adelgazan aceleradamente; en niños que van al marasmo y en las personas fundamentalmente desgastadas; en personas que son vehementes (apasionadas, impulsivas), irascibles. Internamente se encuentra alborotado; sujeto a violentas pulsaciones, molestias debido a cambios eléctricos en la atmósfera; palpitaciones violentas y orgasmos. Constituciones hemorrágicas; pequeñas heridas sangran mucho, la pinchadura de una aguja le produce la salida de muchas sangre roja brillante; hemorragias de heridas pequeñas, de la nariz, de los pulmones, del estómago, de la vejiga y del útero; sangra debido a las ulceraciones. Saliva con sangre. La degeneración grasa es una marcada característica de Phosphorus, y puede ser encontrada en el hígado, corazón y los riñones. Estados hidropésicos generales; hinchazón de las manos y los pies. Un marcado estado de anemia y estado relajado de los músculos. La rigidez es una marcada característica de Phosphorus; rigidez al comenzar a moverse; rigidez reumática en todos los miembros. Phosphorus produce dolores terribles, desgarradores en todos los miembros. Las molestias de Phosphorus empeoran con clima frío; el paciente por sí mismo es muy sensible al frío; todas sus molestias empeoran con el frío y con aplicaciones frías, pero mejoran con el calor y con aplicaciones calientes, excepto las molestias de la cabeza y el estómago, las que son aliviadas por frío. Phosphorus ha sido muy útil en estados de debilidad, relajación de las articulaciones seguida de torceduras, cuando los síntomas concuerdan. La necrosis (muerte de las células y los tejidos de una zona determinada de un organismo vivo) es otra característica de Phosphorus, especialmente en la mandíbula inferior, pero puede ser útil en las necrosis de cualquiera de los huesos. Dolores terribles, perforadores, especialmente durante la noche. Phosphorus ha curado pólipos de la nariz y oídos. Glándulas agrandadas, especialmente después de contusiones como en Bellis perennis. Abscesos con copiosa secreción amarilla de pus. Dolores quemantes, se observan en todas partes; ardor en el cerebro, en la piel, en el estómago, en el pecho y en varias partes. El paciente de Phosphorus es muy sensible a todas las impresiones externas; olores leves, ruidos, tacto; la menor provocación causa cansancio tanto del cuerpo como de la mente. Temblores en todo el cuerpo debido al menor motivo, al usar las manos, al menor esfuerzo, por debilidad, por tos. Sacudidas y contracciones nerviosas de los músculos tales como las que han sido encontradas en parálisis; espasmos de las partes paralizadas. El paciente de Phosphorus desea ser frotado. Generalmente se siente mejor después de dormir; siempre desea descansar; siempre cansado. Al paciente de Phosphorus le sobreviene una gran excitación. Trémulo (tembloroso). Irritabilidad de la mente y cuerpo y gran postración mental después de un esfuerzo mental, y del cuerpo después de un esfuerzo físico. Ansiedad, presagios nefastos; teme que pase algo. Ansioso al anochecer, y al estar solo. Temblores en todo el cuerpo. Temor a la noche, a la muerte, a extrañas caras antiguas mirándolo desde un rincón. Lleno de extrañezas, imaginaciones insanas. Apatía o indiferencia; indiferente hacia sus amigos y hacia todo lo que lo rodea, a los niños. No responde preguntas, no toma en cuenta a su familia y cosas acerca de él, contesta despacio, piensa perezosamente, parece aturdido o en estado de estupor; todo se le aparece oscuro, está cansado de la vida, triste y no dice nada. Violento, locuaz, delira. El vértigo es un síntoma muy común a través de todos los malestares de Phosphorus; se tambalea mientras camina como si estuviera intoxicado; vértigo cuando está al aire libre, después de comer, al atardecer. Todos los síntomas empeoran en el esfuerzo mental; agravado por el ruido. Los dolores de cabeza de Phosphorus son congestivos y palpitantes; la sangre se sube a la cabeza; los dolores de cabeza se alivian con el frío y empeoran con el calor, empeoran con el movimiento, mejoran con el descanso, pero cuando se recuesta. La cara está sonrojada y caliente. Los dolores de cabeza, al igual que los del estómago, empeoran con el calor, aplicaciones calientes y comidas calientes, y mejoran con cosas frías; mientras que los malestares del cuerpo mejoran con el calor y empeoran con el frío. El cuero cabelludo está cubierto de caspa; el cabello se cae por partes dejando lugares calvos aquí y allá. Los síntomas de los ojos son muy numerosos: ardor, rojos, congestionados, dilatación de los vasos sanguíneos. Ha curado glaucoma. Ha curado inflamación de retina en la enfermedad de Bright. En los ojos hay ardor, enrojecimiento y escozor se alivian todos con aplicaciones frías; los párpados poseen una contracción nerviosa y tiemblan; hinchazón de los párpados. Phosphorus posee una peculiar sordera; es difícil escuchar. Picazón violenta en los oídos, congestión del oído externo, picazón, comezón, dolor terrible, ardiente dentro del oído. Esta medicina ha curado pólipos en los oídos. Los síntomas en la nariz son también muy numerosos; catarro nasal inveterado (antiguo y muy arraigado); posee resfrío de nariz, pero el que se establece más comúnmente es el de pecho, y la mayoría de las dificultades comienzan en el pecho, pero Phosphorus cura catarro nasal y coriza; existe una dolorosa sequedad en la nariz; estornudos constantes y mana de la nariz agua sanguinolenta. El remedio ha curado pólipos de la nariz, especialmente los que sangran; movimiento de la nariz semejante a Lycopodium. El paciente de Phosphorus presenta una cara enfermiza, deprimida, color tierra y pálida. Dolores en los dientes que a menudo se alivian con calor, mientras que los de la cabeza con frío. Neuralgias en la cara y dientes. Los labios están secos y sangran. Inflamación de las glándulas parótidas, especialmente cuando supuran o existen fístulas abiertas. Las encías sangran. La lengua está hinchada y se hace difícil hablar. La lengua está saburrosa, algunas veces blancas, algunas veces amarilla, seca, quebradiza y sangra, sarro en los dientes. Sequedad de la boca y la garganta. La boca puede estar cubierta de aftas, como en un dolor de boca llagada; erosión que sangra de la boca; boca dolorida y llagada; inflamación de la garganta; dolor intenso en la garganta y ardor que se extiende hacia adentro del esófago. En Phosphorus existe hambre voraz y en seguida después de comer el hambre retorna otra vez; debe comer durante el resfrío; debe levantarse durante la noche para comer; se siente desmayar y es impulsado a comer; hambre voraz durante el dolor de cabeza; sabe que el dolor de cabeza proviene de su hambre violento; en dolores de cabeza periódicos. El hambre es a veces espasmódica, debido a que por momentos existe aversión a la comida. La sed es una de las características más notables y más constantes en Phosphorus; en molestias agudas y crónicas existe una sed violenta, sed por bebidas frías como el hielo. Los vómitos aparecen tan pronto como el agua se templa en el estómago. Sed insaciable. Desea comida fría tanto como bebidas frías, refrescantes, especiadas, cosas jugosas, deseo de vino y cosas ácidas. Aversión a los dulces, a la carne, a la leche hervida, al pescado salado, a la cerveza, a los budines, al té y al café. Muchas de las molestias de Phosphorus se alivian comiendo; los síntomas nerviosos de Phosphorus impulsan al paciente a comer y él se siente mejor por un momento, y luego debe comer otra vez pues los síntomas nerviosos volverán otra vez. Los síntomas del estómago se alivian con cosas frías y se agravan con cosas calientes; las náuseas y los vómitos aparecen al introducir las manos en agua caliente, al estar en una habitación cálida, debido a cosas calientes y por ingerir comidas calientes. Otra marcada característica de Phosphorus es el eructo de la comida; la comida es eructada por bocanadas hasta que el estómago está vacío de la última comida. Vómitos de sangre y violentos vómitos de fluidos ácidos; vómitos de bilis y mucosidad; vómitos de sustancia negra. Ha constituido un remedio muy útil en cáncer de estómago. Dispepsia prolongada, mucha flatulencia, regurgitación de la comida, estómago distendido y ulcerado. Phosphorus es uno de los remedios más útiles para el hígado; hígado grande, duro. Con los síntomas del estómago y del hígado existe comúnmente ictericia. Una marcada característica de Phosphorus es un peculiar gorgoteo que comienza en el estómago y gorgotea a lo largo de los intestinos, concomitante con defecación involuntaria; esto ocurre en tifoidea. Phosphorus es rico en síntomas del recto y de la defecación; descargas involuntarias de los intestinos; copiosas emisiones de fluidos; materia fecal fétida, brota a borbotones; horriblemente ofensiva, amarilla, acuosa. Ardor en el recto durante la defecación; ardor en el ano; tenesmo violento. La copiosa diarrea es parecida al flujo profuso de agua que sale de un hidrante; es útil en cólera morbo. Constituye una medicina muy útil para diarreas crónicas con materia fecal suave y delgada. Ésta ha sido una medicina muy útil para cólera infantil. Ha curado también disentería; también una constipación inveterada. Ha curado muchas veces hemorroides que sangran, salientes, que queman. El remedio ha curado fisuras en el ano. Phosphorus es un remedio muy útil en enfermedades de los riñones, especialmente diabetes, con azúcar en la orina cuando existe gran sed por cosas y por agua frías como el hielo. Phosphorus curará la degeneración grasa de los riñones; cálculos renales. No hay deseo de orinar aunque la vejiga está llena; existe una debilidad paralítica la cual recuerda la debilidad paralítica a través de todos los músculos del cuerpo. Orina profusa, pálida, acuosa, frecuente y escasa o completamente suprimida, turbia, blancuzca, cuajada como leche, con albúmina. Orina involuntaria durante el sueño. Dolores terribles en la uretra; punzadas y ardor. Los órganos sexuales masculinos demuestran muchos síntomas de Phosphorus; violento deseo sexual lo pone al paciente frenético; erecciones frecuentes y dolorosas durante el día y la noche; emisiones seminales por la noche aún sin sueños lascivos; hinchazón y dolor de los testículos y nervio con inflamación de los mismos. La medicina ha curado hidrocele (acumulación de líquido y que produce un aumento del tamaño del escroto) que sigue a la gonorrea. En la mujer es igualmente útil; Phosphorus ha curado muchos casos de esterilidad supuestos que dependían de violentas excitaciones sexuales; violentas excitaciones sexuales con aversión al coito; dolores violentos en los ovarios durante las menstruaciones; inflamación del útero durante la menstruación y durante el embarazo; frecuentes y profusas hemorragias del útero causadas por afecciones cancerosas; el período menstrual es muy anticipado, flujo rojo brillante, es muy prolongado, copioso; durante el período menstrual las manos y los pies están fríos como hielo, náusea, dolor en la espalda como si fuera a romperse, anillos azules alrededor de los ojos, pérdida de peso, mucho miedo; poseen también menstruaciones suprimidas acompañadas por tos, sangra la nariz y saliva con sangre; violenta excitación sexual que lleva a vicios secretos; leucorrea amarilla copiosa con gran debilidad; leucorrea en vez de las menstruaciones; leucorrea blanca, acuosa, ácida, excoriativa, lechosa, copiosa cuando camina; ardor y escozor en la vagina. Durante el embarazo y la lactancia violento deseo sexual; vómitos de embarazo. Inflamación de la laringe con ronquera por la mañana, voz ronca, gran sensibilidad en la laringe al tacto y al aire frío, violento cosquilleo en la laringe al hablar. Phosphorus ha curado muchos casos de crup, crup membranoso, cuando todos los síntomas estaban presentes. Ronquera y pérdida de la voz; gran sequedad en la laringe y en todas las vías aéreas. Tos dura, seca, áspera, que sacude todo el cuerpo por irritación en la laringe. Respiración dificultosa; respiración asmática; disnea; espasmos y contracciones en el pecho. En el pecho, Phosphorus produce opresión; pesadez como si un gran peso estuviera sobre el pecho. Con la tos, bronquitis, neumonía y síntomas cardíacos, existen siempre, más o menos, constricción de pecho como si estuviera rodeado, vendado, o como si estuviera atado con una cuerda. Dolores punzantes en el pecho, dolores espasmódicos, violentos dolores punzantes en el lado izquierdo del pecho, mejorando cuando se recuesta sobre el lado derecho; esto son dolores semejantes a los que ocurren en pleuresía o en pleuresía con neumonía; violentos dolores en el pecho al toser; el paciente es impulsado a mantenerse el pecho con las manos. El paciente de Phosphorus sufre de copiosas hemorragias de los pulmones en enfermedades tísicas, en inflamación de los tubos bronquiales con fiebre intensa, y violentas sacudidas de tos; el cuerpo tiembla con la tos, dolores terribles en el esternón con la tos, sofocación y constricción del pecho. Phosphorus es un remedio útil en antiguos catarros bronquiales, en molestias que datan de neumonía o de bronquitis; cada resfrío se establece en el pecho; los pulmones parecen estar débiles. Al comienzo con Phosphorus en casos tísicos muy avanzados es mejor no suministrar la medicina mayor de 30 a 200; Phosphorus muy bajo actuará como un veneno en casos realmente de Phosphorus. Phosphorus posee violentas palpitaciones, empeorando con el movimiento y por estar acostado sobre el lado izquierdo. Phosphorus ha curado endocarditis, agrandamiento de corazón y dilatación y también degeneración grasosa. Phosphorus posee muchos dolores sobre el exterior del pecho y manchas marrón amarillas. Existen muchos síntomas en la espalda: rigidez en la espalda y en la parte posterior del cuello, entre los hombros, y una pequeña porción de la espalda; dolor en la espalda durante la menstruación y durante el parto como si la espalda fuera a romperse. El paciente Phosphorus desea acostarse, está cansado, es incapaz de caminar, tiene vértigo cuando camina debido a la debilidad. Epilepsia, convulsiones, dolores neurálgicos de varias partes del cuerpo y de los miembros especialmente aliviados por el calor. Esta medicina ha curado neuritis múltiple. Falta de descanso con el sueño; duerme sobre su lado derecho; acostarse sobre el lado izquierdo le produce ansiedad y dolor en el corazón y palpitación; se duerme tarde por la noche, permanece despierto pensando sobre los problemas del día. Existen muchas erupciones en Phosphorus, manchas amarillas sobre el pecho y abdomen, entumecimiento de la piel, psoriasis de rodilla, piernas, codos y cejas.

Nash: Pacientes tuberculosos, altos, esbeltos, de tórax estrecho, con pestañas delicadas y cabellos suaves, o personas débiles y nerviosas. Personas de tinte ictérico y céreo, casi anémicas. Agitación y ansiedad general, no puede quedarse quieto ni de pie ni sentado, agrava en la oscuridad o cuando lo dejan solo, antes de las tormentas. Ardores bien marcados en todo lugar: en la boca, el estómago, el intestino delgado, el ano, en la región interescapular, intenso calor que asciende por la columna vertebral, en las palmas de las manos, el calor comienza en las manos y se extiende hasta la cara. Deseo de cosas frías: de helados, que se toleran bien, o de agua fría, que es devuelta en cuanto se calienta en el estómago. Tiene que comer a menudo pues de lo contrario, desfallece; debe levantarse durante la noche para comer. Tos: Peor desde el crepúsculo hasta la medianoche, estando acostado sobre el lado izquierdo, mejor estando acostado sobre el lado derecho; el lóbulo inferior del pulmón derecho es el más afectado. Diarrea: copiosa, emitida como por una boca de riego. Apático, no tiene voluntad de hablar, responde con lentitud, se mueve perezosamente. Constipación: heces delgadas, largas, secas, consistentes y duras como las heces caninas; evacuadas con dificultad. Diátesis hemorrágicas: las heridas leves sangran profusamente; hemoptisis (expectoración de sangre); metrorragias serias; hemorragias vicariantes en la amenorrea: por la nariz, el estómago, el ano y la uretra. Como característica general, el ardor es casi tan importante en este remedio como en Arsenicum y Sulphur. La sensación de ardor en un intenso grado deberá colocar siempre a Phosphorus en la primera fila de los remedios que se deben tomar en consideración. Además, quizá no haya ningún otro remedio que tenga una acción tan potente sobre el sistema nervioso. Su acción, al comienzo, puede ser caracterizada por un calor ardiente en diversas partes, especialmente en la piel, y agitación motriz y ansiedad, sobre todo durante el crepúsculo. Hipersensibilidad de todos los sentidos a las impresiones externas, tales como la luz, los olores, los ruidos, el tacto, etc. Más tarde, cuando ya han tenido lugar las alteraciones orgánicas, se presenta el otro extremo: pérdida del movimiento, de las sensaciones y de la impresionabilidad. En el primer estado hay un síntoma muy característico: el enfermo se mueve continuamente, no puede estar quieto, sentado o de pie ni por un momento. En lugar de la inquietud de los pies, como en Zincum, Phosphorus tiene una inquietud general. Phosphorus afecta todos los tejidos; la sangre se desorganiza o empobrece y se presenta clorosis y anemia perniciosa. En Phosphorus, la sangre se halla alterada en tal grado que ya no coagula y tenemos, pues, púrpura hemorrágica; hasta en los tejidos aparentemente sanos se observa esta importante descubierta por Hahnemann: “Las heridas leves sangran mucho”; esto es lo que se denomina diátesis hemorrágica, estado muy temible, pues muchas personas que lo sufren pueden sangrar hasta morir por cualquier ligera abrasión. Además, Phosphorus ataca los huesos originando necrosis; esto se produce especialmente en el maxilar inferior. La degeneración grasa del corazón, del hígado y del riñón, acompañada del estado anémico característico, debe llevar la atención hacia este remedio. Si bien Phosphorus actúa sobre la mente causando una “gran ansiedad y agitación”, como otros remedios, Aconitum, Arsenicum, etc., es necesario recordar que son la ansiedad y agitación que preceden a otro estado. Esas manifestaciones corresponden a una etapa de irritación del cerebro y del sistema nervioso en general que, si no es detenida, evolucionará hacia alteraciones orgánicas que se acompañarán de un conjunto de síntomas muy diferentes, tales como los que sobrevienen a raíz de un verdadero reblandecimiento cerebral, en el que se presentan: apatía e indolencia; habla con lentitud, está indiferente o no quiere hablar en absoluto. Phosphorus es un gran remedio para la fiebre tifoidea, especialmente cuando está acompañada de complicaciones pulmonares. En la última etapa de los trastornos cerebrales o nerviosos para los cuales se halla indicado este remedio, hallamos que el paciente ha perdido todo deseo de hacer algo; rehúye todo trabajo, sea mental o físico; muestra una gran indiferencia. No hay ningún otro remedio que cubra una variedad mayor de síntomas mentales provenientes de trastornos cerebrales que Phosphorus. Tampoco existe ningún remedio que produzca mayor vértigo, con una lista tan larga de variadas asociaciones; para el vértigo de los viejos he hallado que es uno de los mejores remedios y uno de los indicados con más frecuencia. La sordera es bien marcada y tiene la peculiaridad de ser especialmente sordera para la voz humana: un síntoma común en los viejos. En las afecciones nasales, el empleo más frecuente que yo he hecho de este remedio es en una forma de rinitis crónica en la cual el paciente al sonarse la nariz elimina pequeñas cantidades de sangre; el pañuelo está siempre manchado de sangre. Como ya lo dije al escribir sobre los tejidos, la cara de Phosphorus está característicamente pálida y abotagada alrededor de los ojos, pero en la neumonía hallamos con frecuencia un enrojecimiento circunscrito en la mejilla del mismo lado del pulmón inflamado. La garganta tiene un síntoma peculiar: El alimento deglutido sube inmediatamente como si nunca hubiera llegado al estómago; se supone que esto se debe a una constricción espasmódica del esófago. El paciente Phosphorus tiene que comer a menudo, de lo contrario desfallece; enseguida o pronto después de una comida, tiene hambre; hambre nocturna: tiene que comer; mejora comiendo, pero pronto siente hambre de nuevo; esto nos hace recordar a Iodum, Chelidonium, Petroleum, Anacardium, etc. La sed es también peculiar; desea cosas frías, como Pulsatilla, pero tan pronto como ellas se calientan en el estómago, son vomitadas. Algunas personas tiene un deseo anormal de sal o de alimentos salados y los comen en excesiva cantidad; Phosphorus es un buen remedio para contrarrestar los malos efectos de este abuso (Natrum muriaticum). Este remedio excita poderosamente el apetito sexual en los dos sexos; el deseo se hace casi irresistible y lleva al paciente a una perturbación mental que lo conduce a cometer exhibicionismo; este estado es seguido en el hombre por el extremo opuesto: la impotencia. En los órganos sexuales femeninos Phosphorus es fiel a sus tendencias hemorrágicas generales; si los períodos no aparecen, en lugar de ellos se producen con frecuencia hemorragias vicariantes por la nariz o el pulmón. Phosphorus está obligado a sangrar. Así ocurre también con el cáncer del útero o de la mama, que sangran fácilmente. Para las afecciones de los órganos respiratorios, Phosphorus es, asimismo, uno de nuestros más grandes remedios; comenzando por la laringe y la voz, causa y cura una gran ronquera. En el crup algunas veces es útil después de haber fracasado Aconitum y Spongia; la enfermedad ha avanzado en dirección descendente hasta llegar a invadir los bronquios y el parénquima pulmonar; en esta situación, Phosphorus es de un valor inestimable. En la bronquitis la tos es constrictiva, se agrava desde el atardecer hasta la medianoche y también al hablar, al reírse, al leer en voz alta (Argentum metallicum), por el frío y estando acostado sobre el lado izquierdo; el paciente reprime la tos con un quejido todo el tiempo que puede, porque ella le hace mucho mal; el cuerpo entero tiembla cuando tose. Existe una gran opresión respiratoria tanto en las afecciones pulmonares agudas como en las crónicas; hay una pesantez como por una carga puesta sobre el pecho. En la neumonía, para la cual Phosphorus es uno de nuestros mejores remedios, ataca con preferencia la mitad inferior del pulmón derecho. En la pleuritis se encontrarán dolores punzantes en el lado izquierdo exacerbados al acostarse sobre ese mismo lado; recuérdese que en las dos afecciones Phosphorus está característicamente agravado acostándose sobre el lado izquierdo. Uno de los síntomas más característicos de este remedio es la “sensación de calor intenso que asciende a lo largo de la espalda”. Otro síntoma muy característico de Phosphorus es el ardor de las manos; es tan intenso como el ardor de los pies de Sulphur, y se lo encuentra tanto en las enfermedades agudas como en las crónicas; no puede soportar tener las manos cubiertas. Sólo nos queda llamar la atención acerca de la constitución de Phosphorus: 1) “Personas altas, esbeltas, de temperamento sanguíneo, de piel blanca, de cabellos rubios o rojos; de comprensión rápida y viva y de naturaleza sensitiva”; 2) “Pacientes tuberculosos, altos, esbeltos, con pestañas delicadas y cabellos sedosos”; 3) “Mujeres altas, y esbeltas que tienden a encorvarse”; 4) “Jóvenes que crecen demasiado rápido, con tendencia a encorvarse”; 5) “Personas débiles y nerviosas que desean ser magnetizadas”.

Boericke: Phophorus desorganiza la sangre, causando degeneración grasa de los vasos sanguíneos y cada tejido y órgano del cuerpo y así da lugar a hemorragias e ictericia hematógena. Las personas delgadas, altas, de tórax estrecho, con piel delgada, transparente, debilitadas por pérdida de líquidos animales, con gran debilidad nerviosa, emaciación, tendencias amorosas, parecen ser los que están bajo la influencia de Phosphorus. Gran susceptibilidad a impresiones externas, a la luz, sonidos, olores, tacto, cambios eléctricos, tormentas de truenos. Extravasaciones de sangre. Inflamación del tracto respiratorio. Síntomas paralíticos. Peor acostado sobre el lado izquierdo.

Cabeza (vértigo en los ancianos, después de levantarse (Bryonia); calor que viene de la columna; fatiga cerebral, con frialdad en el occipucio), Ojos (Halo verde en la llama de la vela; las letras parecen de color rojo), Oídos (dificultad para oír), Nariz (epistaxis en lugar de la regla), Cara (hinchazón y necrosis del maxilar inferior), Boca (lengua seca, lisa, roja o blanca; sed de agua muy fría), Estómago (vomita comida a bocanadas; el agua la vomita tan pronto como se calienta en el estómago; vómito post-operatorio; malos efectos por comer demasiada sal), Abdomen (sensación de vacío, débil), Heces (heces y flatos muy fétidos; diarrea copiosa, indolora, debilitante; gran debilidad después de defecar; blancas), Masculino (deseo irresistible), Femenino (menstruación dura demasiado tiempo; supuración de las mamas),  Respiratorio (laringe muy dolorosa; no puede hablar por dolor en la laringe; tos por hablar; tirantez a través del tórax; gran peso en el tórax; respiración rápida, opresión; mucho calor en el tórax; peor acostado sobre el lado izquierdo; tosiendo todo el cuerpo tiembla), Espalda (calor entre los omóplatos), Extremidades (los brazos y manos se entumecen; articulaciones súbitamente se aflojan), Sueño (sueños cortos y despierta frecuentemente), Fiebre (adinámica con falta de sed), Piel (las heridas sangran mucho, incluso las pequeñas; púrpura hemorrágica; escorbuto), Modalidades (Peor por tacto, esfuerzo mental o físico, durante el crepúsculo, por comidas o bebidas calientes, cambio de tiempo, por mojarse en tiempo caluroso, al anochecer, acostado sobre el lado doloroso o izquierdo, durante una tormenta de truenos, subiendo escaleras; Mejor en la obscuridad, acostado sobre el lado derecho, comida fría, frío, aire libre, lavando con agua fría, durmiendo), Dosis (3CH – 30CH. No debe darse demasiado bajo o en dosis demasiado continuas; especialmente en casos de tuberculosis. Puede actuar como una eutanasia en estos casos entonces).

Nueva Apliación:

SIMILLIMUM-REPERTORY

Repertorio de fácil manejo, intuitivo y dinámico

¡Pruébelo Ahora!
Haga click aquí

Ayúdanos a mantener alquizasalud.com





Libro:

Las Potencias LM

La técnica más perfecta de administrar los medicamentos homeopáticos.

Libro Las Potencias LM Alquiza Salud

¡Consiga su ejemplar!
Haga click aquí