Homeopatía, Iridología y Nutrición

Apis mellifica

Kent: Se observan hinchazones nodulares aquí y allí que aparecen y desaparecen. Sigue una afección erisipelatosa inflamatorios en partes,  aquí y allá, y gran tumefacción alrededor de la cara, ojos y párpados. Pueden producirse erisipelas en cualquier parte, pero más comúnmente en la cara y aumenta su grado con una acción inflamatoria, ardor y edema. En las extremidades tenemos una marcada hidropesía, hinchazón con hoyos después de presionar el lugar. Puede acompañarse de anasarca general. La cara se hincha por momentos, los párpados semejan bolsas de agua, la úvula cuelga hacia abajo como una bolsita. Tumefacción, o edema, con hoyos después de presionar, es una afección general que se encuentra en cualquier estado inflamatorio. Existe una mejoría general con el frío y agravación con el calor. Los síntomas en la piel del paciente se agravan con el calor. A veces esta agravación aumenta por ingerir bebidas calientes, habitaciones cálidas, ropas abrigadas, calor directo del fuego, etc. En trastornos de cerebro si se coloca a un paciente de Apis mellifica con congestión de cerebro dentro de un baño caliente tendrá convulsiones, en consecuencia los baños calientes no son “buenos para adaptarse”. Si el niño necesita Opium o Apis mellifica en la congestión del cerebro la adecuación se torna peor con agua caliente. Sobre la superficie exterior vemos que con Apis mellifica se llena de hidropesía, erupciones rojas, erupciones, urticaria, erisipela, cuyas inflamaciones se extienden a todas las mucosas. Apis mellifica afecta las cosas externas; afecta las envolturas o coberturas de la piel y los tejidos cercanos, pero también afecta las envolturas de los órganos; por ejemplo, el pericardio. Apis mellifica produce inflamación del cerebro. En las capas serosas que encierran el corazón (pericardio) y también en el peritoneo. En todos estos procesos inflamatorios aparecen punciones y ardor intenso de a ratos, y punzadas como agujas, de fuego. Los síntomas mentales de Apis mellifica son gran tristeza, llanto constante sin causa alguna; no puede dormir por pensamientos torturantes y se atormenta por cada cosa. Depresión de espíritu con llanto continúo. Tristeza y melancolía; irritabilidad extrema; se aflige por todas las cosas. Sospecha tontamente, y celosa. Absolutamente infeliz, indiferente a todo lo que pudiera hacerla sentir mejor o peor. Tonta, cínica, comportamiento infantil en la mujer parturienta, en ancianas, habla tonterías, tal como hablaría un niño, en ocasiones serias. El niño en estado de delirio va entrando en un estado de inconsciencia; permanece una especie de estupor, un lado del cuerpo se contrae nerviosamente, el otro lado está inmóvil, girando la cabeza de un lado a otro. En un estado de semi-inconsciencia, grita con el grito peculiar que es conocido como “grito meníngeo” característico de Apis mellifica, que interrumpe el sueño. Apis mellifica también tiene refunfuño, delirio y locuacidad. Toda clase de gritos agudos, penetrantes, y violentos. Premonición y temeroso de la muerte, temor a la apoplejía. Todo el sistema nervioso muestra una perturbación en la coordinación. Vértigo cuando los ojos están cerrados. Los dolores de Apis mellifica surgen con violencia y rapidez, y tanto, hasta alcanzar un estado de inconsciencia. Se han observado muchos casos muy violentos de envenenamiento producidos por la picadura de las abejas. Cuando el hombre sensible es envenenado por la picadura, se muestra terriblemente enfermo. Al ser picado por una sola abeja aparece una pequeña hinchazón en la región de la picadura, como el huevo de un petirrojo o de una gallina en el peor de los casos, cuando el individuo no es sensible a Apis mellifica. Pero si se encuentra a alguien que es sensible a la picadura de la abeja, y posee una pequeña picadura en cualquier parte del cuerpo, tiene náuseas y ansiedad que lo hace sentir como si estuviera muriendo, y en unos diez minutos está cubierto con urticaria de pie a cabeza, tiene escozor y ardor y desea ser bañado en agua fría, gira y se sacude como si fuera a romperse en pedacitos. He visto aparecer todos estos síntomas después de Apis mellifica. Apis mellifica es un gran medicamento para los ojos. Tiene síntomas inflamatorios de los ojos como consecuencia de la enfermedad. Ardor y picazón como fuego, mejor después de lavarse, y con aplicaciones frías, peor por el calor. Afecciones vasculares, las venas se dilatan. “Iritis”. “Congestión de los ojos, venas inyectadas de sangre”, toda la conjuntiva inflamada. Fotofobia. Lágrimas calientes. Erisipelas de los ojos y de las mejillas, extendiéndose de derecha a izquierda. Esta dirección es característica de Apis mellifica y aparece en otros muchos aspectos. Apis mellifica cura difteria, especialmente cuando hay un alto grado de inflamación. Alrededor de la garganta y de la boca aparece un estado edematoso como si fuera a manar agua si se las pinchara. Ardor, dolores punzantes en la garganta que se alivian con el frío y se agravan con el calor. Aversión a todas las sustancias calientes y bebidas. La lengua se hincha hasta que llena la boca, peor en la mitad derecha. Apis mellifica es adecuado para las formas más graves de dolor de garganta acompañada de escarlatina. En ocasiones el paciente con escarlatina tendrá convulsiones debido a que no aparecen erupciones. “Sensación de constricción y de erosión en la garganta durante la mañana”. La garganta duele y está hinchada; dolores punzantes. “No puede ingerir comida sólida”. Con estas molestias aparecen a menudo escalofríos, estremecimientos, pequeños resfríos mezclados a estados febriles. Muchas veces pensaremos que lo confortable es cubrirlos con una manta, pero lo hará sentirse peor, la tirará. Un niño la pateará lejos, y lo mismo el adulto. Existe un estado hipersensible del hígado; inflamación del hígado y bazo. “Dolores por debajo de las costillas propagándose hacia arriba. Obligado a encorvarse hacia adelante debido a un dolor que siente en el hipocondrio”. Todos los dolores hacen que el paciente se encorve y flexione los miembros. La diarrea acuosa es común con Apis mellifica; materia fecal amarilla, verde oliva, acuosa, etc. Todos los días de seis a ocho defecaciones con diarrea, la cual huele a carroña. Diarrea crónica, disentería, con hemorragia intestinal. Los trastornos urinarios son numerosos en Apis mellifica. La orina es escasa. Mucho esfuerzo antes de que comience a salir, y cuando lo hace, son solamente unas pocas gotas; de orina caliente, con sangre. Tan pronto como se almacena en la vejiga aparece el estímulo para emitirla, pero queda sin efecto. Los infantes pasan largo tiempo sin orinar, chillando y llevando la mano a la cabeza, gritando en sueños, quitándose las mantas. Muy a menudo una dosis de Apis mellifica será útil. Todas las vías urinarias están irritadas, muy parecido a Cantharis, y estas dos medicinas son antídotos una de la otra. Si es llamado por un niño que ha sido drogado con Apis mellifica no refinada, generalmente puede antidotarlo con Cantharis. Si se encuentra a un mujer que ha tomado Cantharis con propósitos de vicio, puede contrarrestar esto con Apis mellifica. Los dolores, ardor y punzadas a lo largo de las vías urinarias se encuentran bajo los efectos de Apis mellifica. Apis mellifica se relaciona con los órganos genitales masculinos y femeninos. Apis mellifica es un gran amigo de la mujer, pues cura sus dolores inflamatorios, cuando los síntomas concuerdan. Dolores ardientes y punzantes en los ovarios, especialmente en el derecho; muy agrandado y aún quístico. Apis mellifica ha sido probado como un remedio curativo, a menudo ha curado tumores, y ha ayudado a que deje de crecer las formaciones quísticas o a su desaparición. Dolores en el útero y en los ovarios antes y durante la menstruación. Punzantes, desgarrantes, dolores cortantes como cuchillos, peor con el calor. Hidropesía en el ovario derecho. Tumor de ovario.

Nash: Dolores pungitivos y ardientes (como picaduras de abeja): en los párpados, en la garganta, en los panadizos e infecciones periungueales, en las hemorroides, en los ovarios (especialmente en el derecho), en las mamas (mastitis), en la piel (erisipela, urticaria, ántrax). Gran edema: general o local; (cara, pabellones auriculares, párpados, especialmente los inferiores); garganta (difteria); genitales (sobre todo el escroto); piel (erisipela y urticaria); en cualquier parte; anasarca generalizada, ascitis. Estos edemas se hallan asociados a los dolores característicos o no están acompañados de ningún dolor. Estupor con gritos agudos, repentinos y penetrantes, en enfermedades cerebrales. Ausencia de sed. Modalidades: empeoramiento después de dormir, al tacto (muy sensible), por el calor y la habitación caliente; mejoría por una habitación fresca, al aire frío y por las aplicaciones frías. Heces diarreicas involuntarias, con la sensación de que el ano estuviera enteramente abierto. Los ardores de Apis se alivian con el frío, mientras que los de Arsenicum se alivian con el calor. El dolor pungitivo se presenta en numerosas enfermedades y en diversas clases de tejidos. Puede asentar en las serosas o en las meninges; en este caso aparecen esos “gritos agudos, repentinos y penetrantes”. También encontramos estos dolores en las mucosas, por ejemplo: en la garganta y en las hemorroides; el ardor en mayor o menor grado está casi siempre presente al mismo tiempo. Los hallamos, asimismo, en forma muy pronunciada, en los ovarios. Ha demostrado ser un remedio muy valioso para los cánceres, aun para los ulcerados, cuando existen estos dolores pungitivos y ardientes. En las enfermedades de la piel, sobre todo en los exantemas (enfermedad eruptiva y erupción que caracteriza esta enfermedad, especialmente las que no desaparecen por presión del dedo) agudos, éste es el gran síntoma guía y está especialmente indicado en afecciones del encéfalo y de las meninges, causadas por una brusca supresión de enfermedades cutáneas. Veamos ahora otra alteración general para la cual este remedio parece estar tan cerca de ser un específico como ningún otro. Se trata de una infiltración del tejido celular, un estado edematoso o hidrópico. Este estado se presenta casi desde el comienzo de las enfermedades inflamatorias. En casos de difteria, intensamente violentos y rápidos, en los cuales la garganta entera está invadida por una hinchazón edematosa, de donde pende la úvula como una bolsa transparente llena de agua y el paciente está en inminente peligro de muerte por sofocación debida a un verdadero cierre de la garganta y de la laringe, no hay otro remedio como Apis. En estos casos, pueden estar presentes los dolores pungitivos y ardientes o bien, puede haber una absoluta ausencia de dolor, lo que es más peligroso todavía, porque el paciente no se queja de nada hasta que el proceso está muy avanzado. Baptisia tiene ausencia de dolor en afecciones de la garganta, pero la hinchazón no se constituye tan rápidamente como la de Apis y además no hay edema. Un síntoma peculiar que facilita la elección entre él y otros remedios en la hidropesía, es la casi absoluta ausencia de sed (con sed: Aceticum acidum, Arsenicum y Apocynum). Un síntoma muy importante, todavía no mencionado, es la sensibilidad al tacto, como la que existe en una zona contusa. Esta hiperestesia se encuentra  a menudo en la meningitis cerebroespinal y es una excelente indicación de Apis. Sensación de que cada respiración fuera a ser la última, éste es un síntoma muy característico.

Boericke: Actúa en los tejidos celulares causando edema en la piel y en las mucosas. Los efectos más característicos de la picadura de la abeja nos dan indicaciones infalibles para su empleo en enfermedades. Hinchazón o edema de varias partes, edema de tono rojo-rosado, dolores aguijonantes, adolorido, intolerancia al calor, y al menor contacto y agravaciones por la tarde son algunos de los síntomas guía generales. Inflamaciones erisipelatosas, derrames por edema y anasarca, inflamaciones agudas del riñón y otros tejidos parenquimatosos, son estados patológicos característicos que corresponden a Apis.

Mente (torpeza, se le caen las cosas fácilmente; gimoteos, lloros), Cabeza (cerebro muy cansado), Ojos (párpados hinchados, edematosos; ardor y pinchazos; exudación serosa, edema y dolores agudos; inflamación supurativa de los ojos; quemosis intensa de la conjuntiva; orzuelos), Nariz (roja, hinchada), Boca (roja, brillante y edematosa), Garganta (úvula hinchada; amígdalas edematosas, rojo intenso; sensación de espina de pescado en la garganta), Estómago (sin sed; deseo de leche), Abdomen (adolorido, magullado; extremadamente sensible), Heces (el ano parece abierto; cólera tipo infantil), Orina (escasa, muy coloreada; las últimas gotas arden y punzan), Femenino (dismenorrea con dolores ováricos severos), Respiratorio (disnea; siente como si no pudiera tomar otra respiración), Piel (adolorida, sensible), Sueño (soñoliento; gritos y súbitos sobresaltos durante el sueño), Fiebre (escalofrío por la tarde, con sed; peor por el movimiento y el calor), Modalidades (Peor por cualquier forma de calor; tacto; presión; al final de la tarde; después de dormir; en habitaciones cerradas y calientes; lado derecho. Mejor al aire libre, al despertarse, y por baño frío), Dosis (TM – 30CH; en estados edematosos las potencias más bajas; algunas veces su acción es lenta, entonces pasan varios días antes que se vea su acción, y entonces la orina aumenta).

Nueva Apliación:

SIMILLIMUM-REPERTORY

Repertorio de fácil manejo, intuitivo y dinámico

¡Pruébelo Ahora!
Haga click aquí

Libro:

Las Potencias LM

La técnica más perfecta de administrar los medicamentos homeopáticos.

Libro Las Potencias LM Alquiza Salud

¡Consiga su ejemplar!
Haga click aquí