Homeopatía, Iridología y Nutrición

Bryonia alba

Kent: Cada medicina tiene un radio de acción, peculiar, por el cual difiere de todas las otras medicinas, y por consiguiente es adecuada para malestares de un tipo y no adecuada para los de otra clase. Estudiamos un remedio también en cuanto a su velocidad y continuidad, su renitencia o intermitencia. Notamos los malestares de Ignatia, cuán adecuado e intermitente e inesperado es todo; en Aconitum napellus notamos cómo llegan los malestares con violencia, y en Belladonna qué repentinamente llegan. Cuando nos abocamos al estudio de Bryonia, vemos que es un remedio sumamente persistente; sus malestares se desarrollan lentamente, esto es lentamente por afecciones agudas. Sus malestares son continuos, remitentes y sólo ocasionalmente intermitentes. Van aumentando en violencia, pero la violencia no es el primer destello como en Aconitum napellus o Belladonna; y por consiguiente se adapta a un tipo de enfermedad con fiebre continuada; a reumatismos que atacan con gravedad cada vez mayor, que aumentan gradualmente y afectan a una articulación tras otra, hasta que la totalidad de los tejidos blancos fibrosos se hallan en estado de inflamación, dolor y angustia. Tiene estados inflamatorios en todo el cuerpo, pero particularmente en los tejidos fibrosos, membranas serosas, ligamentos de las articulaciones y aponeurosis (membrana fibrosa blanca, luciente y resistente que sirve de envoltura a los músculos o para unir éstos con las partes que se mueven). También afecta el revestimiento de los nervios con sus congestiones, y éstas aumentan gradualmente en gravedad. El paciente tiene varios días de preparación. No se siente muy bien, está lánguido y cansado, no desea que se le hable, no quiere moverse, y esto va gradualmente en aumento; los dolores empiezan a esparcirse por todo el cuerpo, se mueven de aquí para allá sobre las fibras, en uno y otro sitio, y cada vez que se mueve el paciente aumentan los dolores, hasta terminar con un dolor sostenido y continuado. Las partes se calientan e inflaman, y al final lo postra el reumatismo. Los malestares se sienten después de haber tomado frío, no en las primeras horas como en Aconitum napellus o Belladonna, pero al día siguiente de haber estado expuesto empieza a sentirse molesto, estornuda, la nariz segrega, hay aspereza en el pecho, y al cabo de un día o dos siente escalofríos y cae con alguna molestia inflamatoria, neumonía o pleuresía. También causa inflamación de los órganos. Cuando se producen estas afecciones se nota muy claramente este caso, aun antes de que comiencen los dolores, una aversión al movimiento, y el paciente no sabe por qué, pero finalmente observa que sus síntomas empeoran si tiene que moverse, de modo que la más leve inclinación al movimiento es resistida con una sensación de rabia, y cuando se mueve nota que experimenta grandes sufrimientos y que lo aquejan todos los dolores y molestias del cuerpo. Tenemos así la bien conocida agravación por el movimiento de Bryonia. Esto se mantiene durante todo el curso del remedio. Esta medicina es adecuada para muchas enfermedades que comienzan como remitentes y llegan a su fiebre continuada, como en la neumonía, pleuresía, inflamación del hígado, de las glándulas, de los intestinos, etc. Puede ser gastroenteritis o peritonitis, o inflamación de los intestinos, con sensibilidad, agravación por el movimiento y deseo de quedarse absolutamente inmóvil. Inflamación de las articulaciones, sea de carácter reumático o no, sea por frío, exposición o lastimaduras. La Bryonia suele estar indicada en las lesiones, en las articulaciones en las que Arnica fracasaría. Existe en Bryonia un estado de extrema irritabilidad; cada palabra que le obliga a contestar una pregunta o a pensar agrava al paciente. El esfuerzo para hablar es realizado con horror. Cuando una neumonía o una inflamación del hígado, o se insinúa una lenta e insidiosa inflamación en alguna parte del cuerpo, pero no está todavía localizada, comprobamos que este estado comienza por la mañana. Esto es peculiar respecto de la agravación de Bryonia sus molestias empiezan muchas veces a hora temprana de la mañana. Al despertar, con el primer movimiento, comprende que las cosas no andan bien, hay un estado de atontamiento, casi de inconsciencia. Con Bryonia, el problema va hacia el pecho. La enfermedad Bryonia se produce en individuos pletóricos, los sanguíneos, aquéllos que, cuando sufren frío, caen con congestiones catarrales. La fiebre catarral puede ser atendida por Bryonia. Este estado perezoso de la mente es, pues, el estado de Bryonia, no un estado excitable como en Coffea, Nux vomica, Ignatia, pero perezoso, agravado por el movimiento, agravado cuando se le dirige la palabra, desea permanecer quieto en cama; muy grande irritabilidad, tan extrema como la que se encuentra en Nux vomica o Chamomilla. En los malestares reumáticos, en la neumonía y en las afecciones de tifoidea, cuando se lo despierta del estado de estupefacción, está confundido, ve imágenes raras, piensa que se halla lejos de su casa y desea que lo lleven a su casa. Por lo común se verá que el delirio comienza alrededor de las 9 p.m. y se mantiene toda la noche, como la fiebre. Comprobaremos que el estado mental agudo manifiesta sus síntomas al levantarse por la mañana, pero a medida que avanza el estado febril y toma posesión de él, los síntomas acusarán una agravación a las 9 p.m.; la agravación en Belladonna empieza a las 3 p.m. y continúa hacia la medianoche, pero Bryonia empieza a las 9 p.m. y se mantiene toda la noche. Algunas veces, al acercarnos al lecho, difícilmente podemos distinguir entre Bryonia y Chamomilla porque las dos son sumamente violentas, pero el bebé Chamomilla está peor a las 9 a.m. y el bebé Bryonia está peor a las 9 p.m. En la Bryonia hay una característica fundamental que en realidad se aplica a una docena o más de remedios: “el paciente quiere algo y no sabe qué”. Es un importantísimo síntoma de Bryonia. Es el síntoma que reclama Bryonia solamente cuando el resto de los síntomas coindice. En Bryonia como en Arsenicum se produce una sensación ansiosa e inquieta que impulsa al paciente a moverse, pero el movimiento lo empeora, y con todo se halla tan intranquilo y ansioso que debe moverse. Hay dolores tan violentos que no puede mantenerse quieto, y sin embargo, cuando se mueve grita de dolor. Pensaríamos, mirando el caso superficialmente, que el paciente mejora con el movimiento, como en Rhus toxicodendron, pero en Rhus toxicodendron encontramos que el paciente se mueve y, al moverse, se debilita, y cuando se sienta, los dolores vuelven a hacerse sentir. Hay una diferencia entre los dos, y sin embargo parecen similares si no se les examina cuidadosamente. Es común que Bryonia mejore con el aire fresco y con aplicaciones de fresco. Ahora bien, si se mueve se calienta, y los dolores empeoran, pero hay malestares reumáticos de Bryonia que mejoran con el calor y en estas circunstancias el paciente mejora con el movimiento continuado. Es otra forma de alivio y otra de sus modalidades. Me pregunto a veces si Bryonia tiene un mayor elemento de alivio por calor o mayor elemento de alivio por frío. Bryonia tiene modalidades opuestas, pero en todos los estados opuestos hay una naturaleza peculiar evidente, suficiente para detectarlo. En un clima húmedo, Bryonia es uno de los remedios más frecuentemente indicados, pero en los despejados, cuando el termómetro marca bajas temperaturas, Aconitum napellus está más indicado que Bryonia. El estado mental de Bryonia se alivia comúnmente con aire fresco; el paciente quiere que las ventanas estén abiertas. La ansiedad, la confusión mental, el temor, etc., mejoran con el fresco, algunas veces el delirio y la plenitud congestiva de la cabeza, que afectan la mente, aumentarán si la habitación se calienta mucho, o por el calor de la estufa, por la calefacción o por cobijas abrigadas. Los pacientes de Bryonia empeoran casi siempre por las visitas. Las molestias en la cabeza pueden considerarse como características salientes del remedio, porque hay un dolor en la cabeza para casi cualquier molestia aguda. Los dolores de cabeza están relacionados con los malestares inflamatorios y congestivos. La cabeza se siente tan plena que el paciente quiere apretársela con las manos, o atársela; la presión fuerte sobre todo el cráneo resulta grata. Los dolores de cabeza son peores con cada movimiento, hasta de un mínimo pestañeo, al movimiento necesario para hablar, y al esfuerzo de pensar, de modo que todo ejercicio del cuerpo o la mente resulta imposible con un fuerte dolor de cabeza. Debe permanecer perfectamente quieto. A veces, acostándose y manteniéndose completamente quieto en una habitación oscura recibe cierto alivio. La luz lo agrava. Los dolores de cabeza de Bryonia son muy a menudo prolegómeno de otras molestias, congestión pulmonar, bronquitis o congestión de alguna otra parte del cuerpo; se despierta por la mañana con dolor de cabeza; si es coriza lo que se aproxima, el paciente tiene dolor de cabeza por la mañana y durante el día comienza a estornudar; o si el malestar está en alguna otra parte del cuerpo, antes de que se desarrollen los síntomas se despierta por la mañana con la cefalea congestiva, sobre los ojos o en la parte posterior de la cabeza, o ambos; parece como si la cabeza fuera a estallar; mejor con presión, peor con el calor de la habitación, y ante cada movimiento. Cefalea después de haberse lavado con agua fría cuando la cara transpiraba. Esto es tomar frío por supresión de transpiración. En cualquiera de las afecciones inflamatorias o congestivas, el dolor de cabeza es tan grave, que a menudo se ve al paciente apretarse la cabeza cuando sabe que va a toser. Se la aprieta porque le duele mucho con la acción de toser. Muchos remedios tienen esto, pero está de acuerdo con la agravación general de Bryonia por el movimiento, por la trepidación, por cualquier esfuerzo. La agravación después de comer está de acuerdo con el estado Bryonia en general. El paciente mismo, en todos sus malestares, se siente peor después de comer. Los dolores de cabeza suelen ser acompañados por hemorragia nasal. Es común la caspa; sensibilidad y gran molestia en el cuero cabelludo; empeora con el menor toque al cuero cabelludo, siente como si le tiraran del pelo. Bryonia mejora en todos sus malestares tan pronto como la transpiración se produce libremente y es general. Las afecciones catarrales de los ojos aparecen en Bryonia; no se piensa en ello muy a menudo como un remedio inflamatorio para los ojos cuando no hay otros síntomas, pero se encontrarán síntomas en los ojos, enrojecimiento, inflamación, congestión, calor, agrandamiento de las venas, ardor, escozor relacionados con dolores de cabeza, coriza, dificultades en las vías respiratorias, bronquitis, etc. Dolores ulcerosos en los ojos, los globos oculares apenas pueden ser tocados, se hallan tan sensibilizados como si estuviesen magullados, aumentado por la tos o la presión. Estas dolencias se presentan con malestares al pecho, con resfríos y dolores de cabeza. Muchos de los malestares de Bryonia comienzan en la nariz; estornudo, coriza, nariz que gotea, ojos enrojecidos, lagrimeo, dolor en la nariz, ojos y cabeza el primer día; entonces las molestias bajan a los orificios de la nariz, la garganta, la laringe, con ronquera, y luego se presenta la bronquitis y si no es contenido esto desemboca en neumonía y pleuresía, de modo que la molestia habrá pasado, desde las vías respiratorias, la nariz, al tejido pulmonar. La tos viene con gran violencia, sacudiendo a todo el cuerpo y aumentando el dolor de cabeza y con copiosa secreción de mucus desde las vías respiratorias. Frecuentes estornudos. Estornudando entre las toses. Pérdida del olfato. Hemorragia nasal en estas congestiones o con las corizas. Durante la menstruación hay epistaxis. La congestión en la cabeza se hace sentir durante el periodo menstrual. La epistaxis aparece como un flujo substitutivo en casos de amenorrea. Si el flujo menstrual fuese contenido repentinamente por el frío, llega la hemorragia nasal. Sequedad en la nariz. Tanto en niños como en adultos, hay dificultades cerebrales en gradual crecimiento, pupilas dilatadas, expresión entontecida, y permanente movimiento lateral de la mandíbula inferior. Este movimiento de la mandíbula en un ataque congestivo es una característica firme de Bryonia. Un movimiento lateral de la mandíbula, como si masticase, pero los dientes no se ponen en contacto, y el movimiento continúa noche y día. Movimiento constante de la boca como si el paciente estuviera masticando, en afecciones cerebrales de los niños; ocurre en los pequeños cuando no tienen dientes; pero siguen haciendo un movimiento como de masticar. Gran sequedad de los labios; labios resquebrajados y secos. Bryonia trae dolor de dientes, que empeora con el calor. Dolor de dientes desgarrante, de puntadas, cuando come, por las bebidas calientes, por comidas calientes, empeora en una habitación caliente, desea llevarse comidas frías a la boca, desea recibir aire frío, pero también empeora con el movimiento. Presionando fuertemente sobre el diente dolorido se le mejora. Dolor de dientes por fumar. Hemos visto cómo nos acompaña el alivio por el frío y la agravación por el calor; hemos de seguir reiterando estas modalidades que afectan al paciente como estado general. Vemos así modalidades que indican y contraindican remedios. Esto es el estudio de remedios por sus modalidades, porque las modalidades algunas veces constituyen generalidades importantes. Cuando el paciente se resfría, la lengua se le seca. Es muy común que el paciente Bryonia tenga mucha sed; puede beber grandes cantidades de agua, a largos intervalos. Sin embargo, con su lengua seca, marrón, pierde el gusto al agua y no la quiere; boca seca, sin sed, como Nux moschata. La Bryonia tiene gargantas doloridas, con dolorosas puntadas, sequedad, aspecto reseco en la garganta y sed por grandes cantidades de agua a largos intervalos. Tendencia constitucional a las formaciones aftosas en la garganta, pequeños puntos blancos en la garganta. Llegamos entonces a los deseos y aversiones que se refieren al estómago, los que están profundamente pervertidos. El paciente empeora al comer. El estómago ha perdido su capacidad para digerir, y por ello él tiene aversión hacia toda comida. Anhela ácidos. Mucha sed, día y noche; desea agua fría. Sed por grandes cantidades a largos intervalos. En Bryonia, las grandes cantidades alivian la sed inmediatamente. En Arsenicum la bebida no lleva alivio; el paciente desea un poquito y lo desea a menudo. Los malestares estomacales de Bryonia se alivian con bebidas calientes, lo cual es muy particular, porque su deseo es por bebidas frías, pero su estómago se siente mejor con bebidas calientes. En su fiebre y malestares de la cabeza y estados febriles desea cosas frías, que muchas veces provocan e intensifican la tos y los dolores, pero la bebida caliente, que el paciente no ansía, alivia los malestares estomacales e intestinales. En el enfriamiento, Bryonia tiene a menudo deseo de agua helada, que lo enfría terriblemente; y el agua caliente alivia. Deseo de bebidas frías y ácidas. Aversión a la comida rica y gorda; a todo lo que sea grasiento. La homeopatía rechaza todo lo que es enemigo de los remedios y de los pacientes en general, o no se amolda a una determinada constitución. La adopción de una regla rígida no constituye una práctica correcta; la única regla rígida debe ser asegurarse de que el remedio es similar al paciente cuando se le administra, y lo que se le ha de dar debe estar de acuerdo con ese remedio. No se debe tener una lista de alimentos para su paciente; no se debe tener una lista de cosas para nadie. No existe tal cosa en la homeopatía. El paciente Bryonia se ve por lo general aliviado cuando bebe pero si, estando acalorado, bebe agua fría, todos sus síntomas reumáticos empeoran, también empeora la tos y el dolor de cabeza. Sentir un violento dolor de cabeza después de haber bebido agua fría estando acalorado. En los pacientes Rhus toxicodendron los malestares son peores por haber bebido agua fría estando acalorado. El dolor de cabeza se intensifica en un temblor y un dolor estallante diez veces más fuerte que antes de beber. El paciente Bryonia sufre hipo, vómitos, eructos y náuseas, de modo que el desorden estomacal es lo común. Eructos amargos, náuseas con gusto amargo. Vomita bilis. Con la excepción de los dolores abdominales y estomacales, los dolores Bryonia mejoran con la presión. El paciente Bryonia, cuando está perfectamente quieto, suele estar totalmente libre de náuseas, pero tan pronto levanta la cabeza de la almohada retorna la desagradable sensación, de modo que no puede sentarse. No puede erguirse en la cama debido a las náuseas, y si persiste en hacerlo, las náuseas lo atacan más que nunca, con ardor de estómago. Con cada movimiento, el paciente traga un poco de mucus y de babaza, que está pútrida. Bryonia tiene inflamaciones del hígado y muchos otros síntomas hepáticos. Cuando el paciente tose, tiene la sensación de que el hígado o el hipocondrio derecho están por estallar. Fuertes dolores al toser. Bryonia proporciona muchos síntomas relacionados con las deposiciones y con el recto. Tiene constipación y disentería. La patogénesis tiene muchos de estos estados, así como muchos síntomas relacionados con las partes mismas. Por la mañana, o poco después de levantarse y moverse algo, el intestino se distiende y causa cólico, y el paciente debe apurarse para ir al baño. La evacuación es a veces enorme, frecuente y tan pronto ha terminado el paciente, queda totalmente exhausto, queda acostado como si estuviese muerto, cubierto de transpiración, tan tremendamente fatigado que difícilmente alcanza la escupidera la vez siguiente, y entonces hay una deposición a borbotones, copiosa, biliosa. Bryonia cura la disentería con todo el tenesmo que es posible imaginar, con dolor en el abdomen, con secreciones sangrientas y mucosas. Hay numerosos estados inflamatorios en este remedio; condiciones inflamatorias en los riñones; depósitos urinarios rosados, cristales de ácido úrico; orina abundante. Siempre que hace un esfuerzo, al levantarse o por cualquier movimiento desacostumbrado, siente dolor en los riñones, un intenso y duradero dolor congestivo. Hay muchos síntomas de los órganos sexuales femeninos que son de gran interés. Menstruación dolorosa, dismenorrea; dolor de los ovarios en el periodo menstrual. Cada período menstrual se relaciona con marcada congestión en los ovarios, con sensibilidad al tacto. La sensibilidad al aproximarse cada periodo menstrual, en ambas ingles, se describe por la paciente como algo que aumenta al acercarse el periodo menstrual, hasta que la molestia avanza en el abdomen y entonces todo el abdomen está dolorido durante el periodo menstrual. Inflamación del útero. Del exceso de ejercicio y el acaloramiento surge la amenaza de aborto. Inflamación de los pechos y desaparición de la leche durante el periodo de post-parto indican que debe consultarse Bryonia. La Bryonia es a menudo adecuada para la inflamación de los pechos en otras oportunidades; pesadez y dureza del pecho con anterioridad a la menstruación. Muy frecuentemente las dolencias de Bryonia comienzan con un resfrío. Tos seca, como si estallara el pecho. El paciente Bryonia se sienta y se agarra la cabeza o el pecho; cuando tose, se aprieta el pecho con las dos manos, siente como si el pecho se le partiera en pedazos al toser; dolores en el pecho, en los dos lados, pero más comúnmente en el lado derecho. Bryonia prefiere el lado derecho cuando la enfermedad es neumonía. A veces es afectada la pleura y aparecen dolores agudos; cada respiración provoca intenso dolor, ya se trate de pleuroneumonía o de una neumonía simple. Pero vemos al paciente Bryonia descansado sobre el lado afectado, sobre el lado dolorido, a fin de disminuir el movimiento que la respiración causa; y muy a menudo pondrá una mano sobre ella para comprobar si la puede mantener inmóvil. Con Bryonia, la expectoración es de tinte rojizo, amarillento; si se tiene este síntoma y el lado derecho es afectado, es muy seguramente Bryonia. La respiración Bryonia es anhelante (anhelación: disnea con respiraciones cortas y frecuentes) y muy rápida, respiración rápida y corta, porque la respiración profunda aumenta los dolores; el paciente Bryonia desea respirar profundamente, necesita una respiración profunda, pero ésta le dolerá mucho.

Nash: Todos los trastornos empeoran con el movimiento. Sequedad de las mucosas en general (labios, cavidad bucal, estómago: desea beber en grandes cantidades, a largos intervalos; intestino: deposiciones duras y secas, como si estuvieran calcinadas). Derrames (presencia de líquido en las cavidades abdominal, pericardio, peritoneal o pleurítico) de las serosas (membranas que producen suero como meninges, pleura, peritoneo, etc.). Constipación (sin deseo) o diarrea que agrava por la mañana, al comenzar a moverse. Dolores punzantes, especialmente en las serosas y en las articulaciones. El incorporarse en la cama causa náuseas y desvanecimiento. Modalidades: agrava por los movimientos, cuando el tiempo se vuelve caluroso después de haber estado frío. Mejora por la quietud, estando acostado sobre el lado doloroso. Conviene a personas secas, flacas, nerviosas, esbeltas, de carácter irritable; con tendencia reumática. Trastornos que sobrevienen durante el tiempo caluroso, o por exposición al aire frío y seco, cuando el tiempo está húmedo (Rhus toxicodendron). Tos seca, fatigosa, agobiante, con escasa expectoración; acompañada de cefalea con sensación de que la cabeza fuera a estallar. Menstruación vicariante (flujo hemático suplementario por un órgano que no sea la vagina, cuando hay supresión o retención de la menstruación): epistaxis cuando tendría que aparecer el periodo (Phosphorus). Mamas pesadas, con una dureza de piedra; pálidas, pero duras; calientes y dolorosas. Reumatismo articular: con hinchazón pálida y gran dolor empeorado por el tacto o por el menor movimiento. Al igual que en Pulsatilla, también en Bryonia la característica dominante reside en una de sus modalidades. Se la expresa con cuatro palabras: agravación por el movimiento. Cualquiera sea el nombre de la enfermedad, si el enfermo se siente considerablemente mejor mientras está acostado e inmóvil y sufre por el menor movimiento y tanto más cuanto más se mueva y cuanto por más tiempo lo haga, Bryonia es el primer remedio en que se deberá pensar, y tendrían que darse muy poderosas contraindicaciones en otros aspectos para llegar a descartarla. Esta regla la aplicaremos siempre, pues tampoco tiene gran importancia cuál es el órgano o tejido en que asienta el proceso mórbido: mucoso, seroso o muscular. Bryonia posee otra modalidad muy valiosa que también se expresa con cuatro palabras: mejoría por la presión. Es por esta razón que el paciente, ante el asombro de la enfermera, quiere estar acostado sobre el lado o parte doloroso (modalidad opuesta a Belladonna, Kali carbonicum). En Bryonia hay una extrema sequedad o de falta de secreción de las mucosas, desde los labios, que están apergaminados, secos y agrietados, hasta el recto y las deposiciones, que son duras y secas, como si estuvieran calcinadas. El mismo estado se presenta indudablemente en el estómago, hecho que se evidencia por la sed excesiva, que sólo puede ser saciada por grandes cantidades de agua; una pequeña cantidad no satisface. También encontramos ese mismo estado en los pulmones y los bronquios, lo que da lugar a una tos seca y fatigosa con poca o ninguna expectoración y con sensibilidad y dolor en el pecho cuando el paciente tose (Natrum sulphuricum tiene esa sensibilidad, pero con tos blanda). La orina es escasa y sólo excepcionalmente (o, como preferiría decirlo, reaccionalmente) copiosa. Debemos recordar que, en efecto, todos los remedios tienen una doble acción. A estas dos acciones se las denomina: primaria y secundaria. Considero que la denominada acción secundaria no es más que la reacción del organismo frente a la primera acción del medicamento, la llamada acción primaria. Por ejemplo, la verdadera acción de Opium es la producción de sueño o estupor, la reacción es el insomnio. Bryonia tiene también un efecto muy marcado sobre las serosas. Es de gran utilidad en la segunda etapa de la inflamación, después que ha dado comienzo el derrame seroso. En la mayoría de estos casos, aunque no siempre, la primera etapa ha estado acompañada por síntomas que demandaron la administración de ciertos remedios como Aconitum, Belladonna, Ferrum phosphoricum, etc. Y aquí es oportuno llamar la atención sobre los dolores más característicos de este remedio: son los dolores punzantes. Bryonia aparece como un remedio soberano en las pleuritis, meningitis, peritonitis, pericarditis, etc. Un solo remedio puede igualar a Bryonia para los dolores punzantes y es Kali carbonicum. Pero existe entre ellos dos la siguiente diferencia: las punzadas de Bryonia sobrevienen o se agravan por el menor movimiento, en tanto que las de Kali carbonicum se presentarán ya sea cuando el paciente se mueva o esté inmóvil (Bryonia se alivia con la presión, Kali carbonicum no). Pero en ambos remedios, el enfermo se queja vivamente al presentarse el dolor. Apis también tiene dolores que obligan al enfermo a quejarse vivamente, pero ellos son dolores pungitivos, como producidos por una picadura de abeja. Los tres son grandes remedios para los derrames en el interior de las cavidades serosas y Sulphur precede y sigue igualmente bien a cualquiera de ellos. La diarrea de Bryonia se agrava durante la mañana, por el movimiento y a menudo se produce como efecto de excesos de comida durante el calor del verano. En lo que concierne al temperamento, Bryonia es parecida a Nux vomica, pero Bryonia tiene en un grado mucho mayor de manifestaciones de la “diátesis reumática”. Los dos se irritan o se encolerizan fácilmente y ambos están indicados con más frecuencia en sujetos morenos y delgados. Frecuentes deseos de hacer inspiraciones profundas; necesita dilatar los pulmones. La tos repercute dolorosamente en la cabeza y en el pecho y sujeta esas partes con sus manos (Eupatorium perfoliatum, Natrum sulphuricum).

Boericke: Actúa en todas las membranas serosas y las vísceras que contienen. Dolorimiento en todos los músculos. El carácter general de los dolores producidos es punzante, desgarrante; peor por el movimiento, mejor por el reposo. Estos dolores se encuentran en cualquier parte, pero especialmente en el tórax. Todas las mucosas están secas. El paciente de Bryonia es irritable. Bryonia afecta especialmente las constituciones robustas, con fibras firmes y tez oscura, con tendencia al adelgazamiento e irritabilidad. A los niños no les gusta que los carguen o los levanten. Debilidad física, con apatía predominante. Los trastornos se desarrollan lentamente.

Mente (irritable; habla de negocios), Cabeza (cefalea explotante, terrible), Nariz (frecuente epistaxis cuando la menstruación debía aparecer), Boca (labios partidos, secos, agrietados; sequedad en la boca, lengua y garganta, con sed excesiva), Estómago (Náusea y desmayo al levantarse; Estómago sensible al tacto; presión en el estómago después de comer, como una piedra), Abdomen (pinchazos; peor, a la presión, por tos, respirar), Heces (peor por la mañana, al moverse), Femenino (menstruación suprimida, con secreción vicariante o cefalea terrible; mamas calientes y dolorosas, duras; dolor intermenstrual, con gran  dolorimiento abdominal y pélvico), Respiratorio (tos seca por la noche; debe sentarse; peor después de comer o beber; pinchazos en el tórax; debe expandir los pulmones; entrar en una habitación caliente excita la tos), Espalda (pinchazos y rigidez lumbar), Extremidades (articulaciones rojas, hinchadas, calientes), Piel (cabello muy graso), Modalidades (Peor por el calor, cualquier movimiento, por la mañana, comiendo, por tiempo caluroso, esfuerzo, tacto; no puede sentarse; se desmaya y tiene náuseas. Mejor acostado sobre el lado doloroso, por presión, reposo, cosas frías), Dosis (1CH – 12CH).

Nueva Apliación:

SIMILLIMUM-REPERTORY

Repertorio de fácil manejo, intuitivo y dinámico

¡Pruébelo Ahora!
Haga click aquí

Ayúdanos a mantener alquizasalud.com





Libro:

Las Potencias LM

La técnica más perfecta de administrar los medicamentos homeopáticos.

Libro Las Potencias LM Alquiza Salud

¡Consiga su ejemplar!
Haga click aquí