¡Regístrate y REPERTORIZA!

La meningitis es una inflamación de las membranas (meninges) que rodean el cerebro y la médula espinal.

La hinchazón de la meningitis generalmente desencadena síntomas como dolor de cabeza, fiebre y rigidez en el cuello.

La mayoría de los casos de meningitis son causados por una infección viral, pero las infecciones bacterianas y fúngicas son otras posibles causas. Algunos casos de meningitis mejoran sin tratamiento en unas pocas semanas. Otros pueden poner en peligro la vida y requieren un tratamiento antibiótico emergente.

Busque atención médica inmediata si sospecha que alguien tiene meningitis. El tratamiento a tiempo de la meningitis bacteriana puede prevenir complicaciones graves.

Causas: las infecciones virales son la causa más común de meningitis, seguidas de las infecciones bacterianas y, en raras ocasiones, las infecciones fúngicas.

Síntomas: los primeros síntomas de la meningitis pueden parecerse a los de la gripe. Los síntomas pueden desarrollarse durante varias horas o durante unos pocos días.

Los posibles signos y síntomas en cualquier persona mayor de 2 años incluyen:

– Fiebre alta y repentina.

– Rigidez de nuca.

– Dolor de cabeza intenso que parece diferente de lo normal.

– Dolor de cabeza con náuseas o vómitos.

– Confusión o dificultad para concentrarse.

– Convulsiones.

– Somnolencia o dificultad para despertar.

– Sensibilidad a la luz.

– Sin apetito ni sed.

– Erupción cutánea (a veces, como en la meningitis meningocócica).

Signos en recién nacidos

Los recién nacidos y los bebés pueden mostrar estos signos:

– Fiebre alta.

– Llanto constante.

– Somnolencia excesiva o irritabilidad.

– Inactividad o lentitud.

– Mala alimentación.

– Un bulto en el punto blando en la parte superior de la cabeza de un bebé (fontanela).

– Rigidez en el cuerpo y el cuello del bebé.

Los bebés con meningitis pueden ser difíciles de consolar e incluso pueden llorar más fuerte cuando los sostienen.

Remedios Homeopáticos para la Meningitis

Belladonna 200: Belladonna es uno de los mejores remedios para la meningitis y es adecuado para la meningitis simple, no para la forma tuberculosa. Belladonna es eficaz en las etapas iniciales donde hay delirio violento, temperatura alta, cara roja brillante y pulso fuerte. Hay un dolor de cabeza violento, que es de naturaleza pulsátil y martilleante. El dolor es peor por la luz, ruido, sacudida, acostado y por la tarde, mejora por la presión y sentado en posición semi erecta. Hay plenitud, especialmente en la frente y también en el occipucio y las sienes. Mentalmente la persona lucha por escapar de algunos objetos imaginarios y la somnolencia se interrumpe a veces cuando el paciente grita como asustado. Otras características son ojos inyectados en sangre, palpitaciones en las carótidas, sensibilidad a la luz y al ruido, rechinar de dientes, etc. El pulso es rápido y fuerte.

Bryonia 200: Bryonia es otro medicamento efectivo para la meningitis, sigue bien después de Belladonna. Debe administrarse cuando Belladonna haya disminuido la temperatura y ralentizado el pulso. Bryonia también tiene fiebre alta con sudores copiosos. Hay dolor de cabeza intenso, que es de tipo estallante y desgarrador, como si estuviera presionado. El dolor de cabeza empeora con el movimiento, al levantarse y mejora con el reposo total y al acostarse. Hay una sensación de entumecimiento y rigidez del cuello. La persona tiene sed intensa de grandes cantidades de agua fría. La persona tiene la lengua blanca, el abdomen está distendido y generalmente estreñido. Bryonia es más adecuado para pacientes reumáticos.

Apis mellifica 30: Apis es excelente para la meningitis tuberculosa, la meningitis espinal con acumulación de líquido en los tejidos y las cavidades del cuerpo. Hay un derrame cerebral agudo debido a una erupción suprimida o no desarrollada. Hay calor, dolores punzantes quemantes como la picadura de una abeja, el niño se lleva la mano a la cabeza o la cabeza clavada en la almohada y llora, dolores, mejor por la presión y peor por el movimiento. El paciente llora en sueños. Los pacientes de Apis son menos sedientos. Hay una sensación de dolor en el estómago y la orina es escasa. Apis es adecuado para constituciones psóricas y alérgicas.

Helleborus 200: Helleborus es mejor para las etapas posteriores de la meningitis con frente arrugada en pliegues, pupilas dilatadas, la mandíbula inferior tiende a caer y hay movimiento involuntario de un brazo y una pierna. Hay dolor de cabeza punzante, llanto repentino, gritos, hunde la cabeza en la almohada. Hay sudor frío en la frente. El paciente traga agua fría con avidez, incluso inconsciente. Hay inconsciencia total, estupor total o parcial, lentitud. Helleborous es mejor para la meningitis tuberculosa.

Zincum metallicum 200: Zincum metallicum es adecuado para la forma subaguda, especialmente tuberculosa y debido a erupciones suprimidas. Es adecuado para niños anémicos propensos a desarrollar erupciones. El niño se despierta con miedo, grita y se sobresalta en el sueño.

Cuprum metallicum 200: Cuprum metallicum es efectivo cuando hay convulsiones parecidas a la epilepsia. Hay fuertes gritos seguidos de violentas convulsiones, los pulgares están apretados, la cara pálida con labios azules, los globos oculares giran constantemente.

Cicuta virosa 200: Cicuta virosa es mejor para la meningitis con convulsiones. Hay distorsiones espantosas de las extremidades y de todo el cuerpo, con pérdida de la conciencia y opistótonos. Hay un ansia por el carbón y otras cosas indigestas. Cicuta es eficaz para la meningitis tuberculosa.

Veratrum viride 200: Veratrum viride es mejor para la condición de inicio rápido con fiebre intensa, espasmos, especialmente durante el sueño. Hay frialdad del cuerpo, pérdida de conciencia, pupilas dilatadas. Convulsiones con intensa congestión cerebral. Puede ocurrir un dolor de cabeza violento y rápido, con una sensación de congestión y estallido en la cabeza, como si contuviera demasiada sangre. El pulso es lento e irregular. Hay una tendencia a las convulsiones seguidas de postración.

Tuberculinum 200: Tuberculinum debe ser considerado al comienzo del tratamiento. Es un remedio constitucional y previene y cura la meningitis tuberculosa.

Fuente: por Dr. KS. Gopi, el 23 de Mayo de 2017