Homeopatía, Iridología y Nutrición

Bromium

Kent: El Bromium es una de las medicinas de rutina. Es una de las medicinas a que recurre el neófito (persona recién incorporada a una colectividad) en todos los casos de difteria y crup, y de laringitis con que tropiece, pero son tan pocas las veces en que está indicado el Bromium que la mayoría de los homeópatas lo dejan de lado como una medicina totalmente inútil. La razón es que no recetan para el paciente, sino para la enfermedad. Se verán muy pocos casos de difteria en que se recete Bromium; pero cuando ven un caso de Bromium, desean conocer al Bromium. Hay una característica saliente de las dolencias de Bromium; se las encuentra especialmente en los individuos que han enfermado por haber sido abrigados. Está indicado también en los malestares que se producen por la noche después de un día estival muy caluroso. Ahora bien, esto se acerca mucho a la rutina en crup y difteria. Si la madre saca al hijo al exterior en un día terriblemente frío y seco, y hacia medianoche éste despierta con crup espasmódico, sabemos que es más probable que deba recetarse Aconitum napellus que cualquier otra medicina. Pero si la madre ha sacado al niño al aire libre en un día caluroso de verano, y ese niño ha sido abrigado excesivamente, y se trata de un chico pletórico, y hacia medianoche nos llaman y vemos que el niño tiene una cara colorada y que nuestras observaciones revelan una membrana en la garganta, veremos al estudiar el remedio que éste puede ser un caso de Bromium. Ronqueras producidas por el exceso de calor. Pérdida de la voz, producida por exceso de calor. Disturbios en toda la economía; con dolores de cabeza, consecuencia del exceso de calor. Esto ocurre por Bromium. Así se produce en días calurosos y estando confinado a una habitación calurosa, y después de haber pasado del frío al calor. Pero, después de llegar los malestares, dondequiera que sea, el paciente es tan sensible al frío que una corriente de aire fresco lo hiela. El Bromium tiene en sí una tendencia a infiltrarse en las glándulas. Las glándulas se endurecen, pero rara vez supuran. Generalmente permanecen duras. Las glándulas del cuello, la parótida, la sublingual, la submaxilar, se agrandan enormemente y se endurece mucho. Los procesos de inflamación son lentos; no son del tipo rápido y violento que encontramos en Belladonna y Mercurius. La idea es inflamación con endurecimiento. En este remedio hay debilidad. Las piernas se debilitan. Creciente postración, con temblor en las extremidades. Crispación, debilidad trémula; desvanecimiento. Manifestaciones de crup. Coincidiendo con la mayoría de los malestares hay palpitaciones. Palpitaciones con náuseas, con dolor de cabeza, con varias clases de excitación nerviosa. El paciente va debilitándose. Se hace indiferente. Está muy cansado. Gran depresión de espíritu. Espíritu desanimado. Triste y desalentado. Ansiedad con la mayoría de los malestares. Dolores de cabeza por exceso de calor. Dolores, inflamación; abscesos en el oído. Ovarios, testículos, etc, son todos afectados por el Bromium. Hemorragia nasal. Ulceraciones en la nariz. Afecciones catarrales en la nariz. Muchos estornudos. Coriza aguda, violenta, con mucho ardor en la nariz. Es útil cuando hace frío en junio, con los primeros calores de junio o si los primeros calores llegan en julio. Violenta coriza una vez al año, durante la temporada de calor. Coriza afluente, con dolores de cabeza. El paciente Bromium es proclive a mostrar una cara sonrojada, especialmente en los casos debidos a una dolencia aguda de Bromium. Cara enrojecida. Se acalora fácilmente. Pero es algo totalmente contrario a la afección crónica constitucional de Bromium; cara gris, color terroso, aspecto envejecido. Es una cara enfermiza, una cara color ceniza. Naturalmente, cuando aparece la enfermedad aguda y la respiración ha sido de disnea durante varias horas o varios días, entonces el paciente se convierte en “cianótico”, jadea para respirar, y se ahoga, la cara se le pone de color pálido ceniza, como sucede en la difteria, el crup y las afecciones a la laringe. El Bromium es adecuado para el tipo más maligno de difteria. La membrana crece como la maleza, bloquea la respiración, cierra la laringe. Muchas de las curas logradas en la garganta han sido difteria del lado izquierdo, pero ha curado los dos lados. Rara vez se verá Bromium desarrollarse en tiempo seco y frío; pero en tiempo caluroso y húmedo se producen casos de Bromium; afecciones en primavera, otoño y verano. Los casos crónicos que demandan Bromium son aquellos que causan úlceras en el estómago. Agravación después de comer; ya sea vomitando o con diarrea. No puede tomar ácidos. La diarrea o la tos empeoran después de comer o después de los ácidos. Dolor en el estómago a raíz de cosas calientes, té, bebidas calientes. Es característica común, cuando hay úlceras en el estómago o cuando la mucosa está por ulcerarse, que resulten intolerables las bebidas calientes. Con el remedio tenemos venas agrandadas. Se las encuentra también en el recto. Las hemorroides sobresalen del recto, arden. Escozor día y noche. Hinchazón e induración del testículo izquierdo. Tómese nota de la predisposición a la izquierda: lado izquierdo de la garganta y el testículo izquierdo. Asimismo, dolor sordo (dolor leve pero continuo) en la región del ovario izquierdo. Constante dolor sordo en el ovario; con hinchazón y endurecimiento. Existe la misma induración del ovario izquierdo. En este remedio, las glándulas son más afectadas en el lado izquierdo del cuerpo que en el derecho. Hinchazón en la región de los ovarios antes y durante los menstruos. Supresión de los menstruos. En la laringe ha producido más síntomas que en cualquier otra parte del cuerpo. Produce en la laringe una sensación áspera, dolorosa, como consecuencia de inhalar aire. Aspereza en la laringe. Pérdida de la voz. Ronquera por el exceso de calor. Por demasiado abrigo en un día caluroso. Tiene laringitis. Cosquilleo en la laringe, tos constante. Tenemos todos estos ruidos broncos; respiración bronca, de crup; raspante, diversas formas de describir diferentes formas de crup. No podemos individualizar un remedio por ellas porque un niño hace el crup en una forma y otro en forma distinta; lo importante es llegar a la constitución del chico y de la madre. En el crup hay realmente una formación membranosa sobre la superficie inflamada, que muy a menudo se extiende hacia abajo por la tráquea a los bronquios, produciendo una pulmonía cruposa. El Bromium tiene esto es su naturaleza. Pero, sin ninguna formación membranosa en absoluto, el Bromium estrecha la laringe. Tras las primeras horas, el mucus empieza a acumularse en la laringe y la tráquea, y se produce una constante expectoración de un mucus espeso y blancuzco, y el paciente tose y carraspea contantemente, sin alcanzar tranquilidad. Éste se produce a menudo en la laringitis sin formación membranosa. El Bromium no es administrado con toda la frecuencia que sería de indicar en casos de mutismo, de irritación, de aspereza de la laringe, porque es poco común que se contraiga laringitis y ronquera en la laringe por exceso de calor. Muchos de esos casos curarían rápidamente con Bromium. Dificultades para respirar, con ruido en todo el pecho. Bronquitis y pulmonía. El Bromium suele ser el remedio cuando prevalece la tos convulsa, en primavera, al aproximarse el tiempo caluroso y se forman membranas en la laringe. El Bromium abunda en afecciones catarrales, especialmente del aparato respiratorio.

Nash: Se trata de un elemento experimentado y descrito por Hering y de un importante remedio para las enfermedades laríngeas, como también para las afecciones escrofulosas (inflamación de los ganglios linfáticos, acompañada de un estado de debilidad general que predispone a contraer enfermedades infecciosas) y tuberculosas de las glándulas. Se sabe muy bien que actúa en forma óptima en personas de ojos celestes, de cabellos rubios, cejas de color claro, la piel blanca y delicada y en niñas escrofulosas de mejillas sonrosadas. En las afecciones glandulares hay tres remedios en los que no se piensa tan a menudo como quizá correspondería; estos son: Carbo animalis, Conium y Bromium; en los tres las glándulas presentan una dureza de piedra con tendencia cancerosa. En la difteria, donde suele actuar en forma admirable, la seudomembrana se forma primero en los bronquios, en la tráquea o en la laringe y luego se extiende en sentido ascendente, precisamente a la inversa que en Lycopodium, en el cual primero se forma en la nariz y después se extiende hacia abajo. Sensación de una telaraña en la cara (Baryta, Graphites y Borax). Movimiento de abanico de las alas de la nariz (Antimonium tartaricum, Lycopodium). Dismenorrea membranosa (Lac caninum).

Boericke: Los efectos más marcados se ven en el aparato respiratorio, especialmente en la laringe y tráquea. Parece que afecta especialmente a niños escrofulosos con hipertrofia ganglionar. Tipo rubio. Tendencia a ganglios infiltrados, se vuelven duros, pero rara vez supuran.

Nariz (cosquilleo, escozor, como por telarañas), Respiratorio (tos seca, con ronquera y dolor ardiente detrás del esternón; tos espasmódica, con estertores de mucosidad en la laringe; sensación de frío al inspirar; difteria laríngea), Piel (ganglios como piedras, duros, especialmente en maxilar inferior), Modalidades (Peor desde el atardecer hasta medianoche, y cuando está sentado en una habitación caliente; por tiempo húmedo y caluroso; cuando descansa y acostado sobre el lado izquierdo. Mejor por cualquier movimiento; por ejercicio, en el mar), Dosis (1CH – 3CH).

Nueva Apliación:

SIMILLIMUM-REPERTORY

Repertorio de fácil manejo, intuitivo y dinámico

¡Pruébelo Ahora!
Haga click aquí

Ayúdanos a mantener alquizasalud.com





Libro:

Las Potencias LM

La técnica más perfecta de administrar los medicamentos homeopáticos.

Libro Las Potencias LM Alquiza Salud

¡Consiga su ejemplar!
Haga click aquí